¿Cuáles fueron las peticiones de los internos?

Anoche, cuando comenzó todo, no había una información directa de lo que estaban pidiendo. Imagino que durante el día de hoy, las organizaciones hablarán con los internos. No es aventurado decir que las peticiones serán las mismas que vienen siendo hasta ahora: exigir unas condiciones de respeto a los Derechos Humanos, que quedan claramente vulnerados por la existencia de estos centros. Son personas que tienen que pasar una privación de libertad prolongada habiendo cometido solo una falta administrativa.

 

¿Vais a pedir entrar en el CIE?

Lo habitual es que las organizaciones tengan por su parte una iniciativa de acceso, y que los cargos electos tengamos también una iniciativa paralela, pero hay que esperar a las informaciones de las organizaciones. Si se confirma que está habiendo protestas en el CIE zona Franca por parte de los internos, que entendemos que están llevando reivindicaciones justas, seguramente pediremos una visita al CIE para verificar cómo es la situación.

 

Tras el motín del CIE de Aluche, los internos denunciaron presuntas agresiones. ¿Teméis que ocurra lo mismo en Zona Franca?

Las denuncias de agresiones, malos tratos, incluso tortura y dejadez de cuidados o atenciones médicas son habituales en los CIEs desde el inicio de su existencia. Por tanto, no es ninguna sorpresa que esto se denuncie. Ya sabemos que, después de que haya protestas en los CIEs, suele haber deportaciones, retornos de aquellos que llevan a cabo las protestas. Tampoco es una novedad.

después de que haya protestas en los CIEs, suele haber deportaciones

¿Vais a pedir que se pongan más cámaras en el interior?

En principio, soy más partidario de esperar a ver cuáles son las iniciativas y reclamaciones de las organizaciones sociales, que son las que llevan muchísimos años denunciando la situación. Hay que ver lo que solicitan, y después, secundarlo políticamente. No me atrevo a adelantar ninguna medida, prefiero ser cauteloso.

 

Desde En Comú Podem pedís el cierre del CIE de Zona Franca. ¿De qué forma tenéis pensado cerrarlo?

Desde hace muchos años, las organizaciones sociales son las que denuncian y conciencian a la sociedad civil de lo que ocurre en los CIEs. De la misma manera, han inducido una opinión mayoritaria sobre la necesidad de cerrar el CIE de la Zona Franca en las principales instituciones catalanas: el Parlament y el Ajuntament de Barcelona. Ahora que personas que venimos precisamente de la sociedad civil y de los movimientos sociales, somos cargos públicos tenemos que seguir reforzando lo que ya existe.

 

¿De qué manera?

Tenemos que sensibilizar a la opinión pública sobre la necesidad de que estos centros desaparezcan. En el caso de Zona Franca, durante muchos meses estuvo cerrado por obras, y su cierre no conllevó ningún efecto reseñable. Eso quiere decir que la desaparición de los centros de internamiento no provoca una mayor avalancha migratoria. Son centros totalmente prescindibles. Ahora, su única función es infligir daño sobre la vida de muchísimas personas.

su única función es infligir daño sobre la vida de muchísimas personas

Sin embargo, se ha vuelto a abrir.

Hay que decir, como dato reseñable, que después de que el CIE de Zona Franca demostrara su perfecta inutilidad al estar cerrado, y después de no echarlo de menos de ninguna manera, ha sido abierto de forma muy beligerante por un Gobierno en funciones. Ese mismo Gobierno se ha declarado en rebeldía frente al Congreso en Madrid, negándose a someterse al control parlamentario, y sin embargo ha tomado medidas de la gravedad como ha sido la reapertura del CIE de Zona Franca.

 

Después de todos los acontecimientos en Zona Franca, ¿habéis conseguido dialogar con Interior?

Interior quiere ejercer un control que que va más allá de lo técnico

Hay diálogo con Interior y, aquí, con la Comisión de Interior. El problema es que hay un conflicto de puntos de vista. El nuestro está fundamentado en el hecho de que no hay absolutamente ninguna ley ni reglamento que nos exija someternos al control del Ministerio del Interior para ejercer nuestra función de supervisión directa de lo que sucede en los CIEs. Más aún cuando concurren situaciones de emergencia. El Ministerio forcejea porque entiende que los permisos y la regulación tienen que pasar a través de ellos. Creo que Interior quiere ejercer un control que que va más allá de lo técnico. Es un control que evidentemente pretende cubrir la opacidad que siempre ha existido en los CIEs. Una opacidad a la que se suma la obstaculización para poder acceder a estos centros para supervisar lo que sucede.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 17 =