No falla. Inmediatamente después de varios casos consecutivos de asesinatos machistas en un corto espacio de tiempo, todos los partidos políticos sin excepción empiezan a mirarse extrañados unos a otros y a exigir respuestas y hechos al de enfrente. Pero estas respuestas y estos hechos las deberían estar ya poniendo en marcha los propios partidos políticos, que hace ya tres meses firmaron por mayoría y no por unanimidad un Pacto de Estado contra esta lacra con 213 nuevas medidas para intentar erradicar la violencia machista. Ninguna de ellas a día de hoy está en marcha porque los 200 millones de euros previstos para ello duermen en un limbo presupuestario repleto de vericuetos burocráticos.

El PP está convencido de que el acuerdo se aplicará antes de finalizar 2017, un año con más crímenes que en 2016

Ahora que se cierra el año, de momento con 47 asesinadas oficialmente, aunque otras estadísticas como las de Feminicidio.net elevan la cifra a 96, partidos como el PSOE han salido inmediatamente a la palestra para exigir “eficacia y celeridad” al Gobierno del Partido Popular en la puesta en marcha de lo acordado en el Congreso de los Diputados de forma unánime. También Podemos exige al Ejecutivo de Mariano Rajoy y a las instituciones implicadas en esta materia “mayor implicación en esta lucha”.

Este martes estaban convocadas para la foto todas las formaciones políticas para dar el pistoletazo de salida de forma oficial al pacto de Estado, pero los dos últimos crímenes han trastocado los planes, así que cada formación opta por la estrategia partidista. El PSOE no quiere salir junto al PP y le echa en cara que no haya puesto en marcha aún ninguna de las más de 200 medidas acordadas para poner fin de una vez al terrorismo machista imperante.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, da por hecho que su partido “ha mostrado una lealtad y un compromiso absolutos con las mujeres y en la lucha contra violencia de género, además de una lealtad política extraordinaria con un Gobierno que está resultando ser lento e ineficaz”.

Calvo espera que este miércoles estén “definitivamente activos” los 200 millones previstos para el próximo enero, porque para la dirigente socialista “no es posible seguir hablando en términos teóricos de un tema que requiere eficacia y trabajo. Y sin recursos no hay eficacia”, concluye.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, preside este miércoles 27 de diciembre la Conferencia Sectorial de Igualdad, una cita en la que se someterá a votación de las comunidades autónomas el contenido del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

El Gobierno de Rajoy asegura que la Conferencia Sectorial tiene previsto alcanzar un acuerdo sobre el Informe de la Subcomisión creada en el seno de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados para un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, así como del resto de acuerdos adoptados por la Comisión Técnica Sectorial en su reunión del pasado 30 de noviembre de 2017.

En este sentido, el Ejecutivo asegura estar “cumpliendo” su previsión de aprobar el Pacto antes de final de 2017, precisamente el año en que se ha incrementado el número de crímenes machistas con respecto a 2016, tras contar con el respaldo de la mayoría de las fuerzas políticas en las Cámaras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Por favor,con todo mi respeto quería proponer una reflexión. El tema de la violencia de género es un tema que preocupa enormemente a todos los españoles hombres y mujeres,Condenar todos y cada uno de los casos de violencia con la repulsa más enérgica. Pero hay algo innegable. También hay hombres qué son víctimas de maltrato y violencia, especialmente violencia psicológica, qué es la más difícil de detectar pero que es destructiva,y que la ejercen también mujeres, que intentan cambiar al varón y limitan su personalidad, y los pueden tener oprimidos bajo su yugo, causando igualmente grave daño y maltrato Otra forma de violencia y maltrato, es la que ejerce la propia ley de violencia de género, y muchísimo más la va a ejercer el pacto de Estado, en el que todos los varones por el simple hecho de serlo estarán como en una especie de libertad condicional. El maltrato lo ejerce la propia ley al negar derechos fundamentales al varón, cómo es su presunción de inocencia, el derecho a un juicio justo en tribunales no especializados, más que en la búsqueda de la verdad, y personal solamente especializado en la búsqueda de la verdad, no en ideologías de género. El hombre no es malvado por naturaleza y la mujer buena por naturaleza, sino que la sociedad la formamos mujeres y hombres y todos deberían tener los mismos derechos y las mismas obligaciones, caber todos en la misma ley y juzgados por los mismos tribunales para evitar que exista parcialidad en la justicia. En nuestra España actual avanzada y democrática no es excusa, el patriarcado y el machismo que se atribuye al hombre de forma genérica, y así queda recogido en leyes y forma de aplicarla, en la que la palabra de la mujer en base a especializaciones acaba siendo prueba suficiente y en violencia psicológica cabe cualquier cosa. Del mismo modo se le niega la posibilidad de qué se sea maltratado al hombre,incluso en violencia psicológica,quedando absolutamente indefenso y a merced de cualquier mujer que quiera hacerle cualquier daño. En el nuevo pacto ya es el terror porque la mujer ,no vaya a ser que sea re victimizada ni siquiera tendrá que declarar,podrá dictaminar maltrato médicos y otro tipo de personal, sin garantías de imparcialidad, cualquier mujer podrá destruir la vida de cualquier hombre incluso ya fuera de una relación sentimental, simplemente acusándolo de violencia psicológica en lo que cómo sabemos cabe cualquier cosa incluso una ventosidad. Otra enorme causa de maltrato será la amenaza constante de esta denuncia sobre las personas de género masculino, una amenaza que condicionará en los procesos de divorcio a no poder ni tan siquiera exigir sus derechos. En los trabajos muchos hombres se verán condicionados a no decir lo que crean en conciencia que es justo para evitar ese riesgo.Realmente sin pretender ser exagerado empezará, lo que es un imperio de terror y dictadura.Creo que es imposible pretender construir igualdad con discriminación, abusos e indefensión por razón de sexo raza religión o por cualquier otra circunstancia personal.E intentar criminalizar a un género o raza por los delitos que algunos de su género comenten esto se denomina ley de autor que no persigue por delito cometido sino por el género la raza al que se pertenece.También hay que decir que en España han fallecido hombres a manos de mujer en el año 2017 si se miran periódicos que tímidamente dan la noticia han sido asesinados 9 varones y también algunos niños.La maldad queda repartida al 50% de los dos géneros al igual que la bondad, y aunque hubiera menos casos en hombres o en mujeres nada justificaría este tipo de leyes que vulneran los derechos fundamentales de las personas, a base de argumentar machismo y patriarcado para imponer este tremendo castigo por razón de género. Por favor un poco de reflexión, más allá de otros intereses que no sean la verdadera igualdad y la verdadera justicia. Las mujeres son madres de todos los hombres, y no podemos sentir más que el máximo respeto y admiración por todas ellas.Ellas también tendrán hijos varones y no querrán que sean discriminados.Por favor, después de condenar de nuevo la violencia como una lacra tremenda y terrible, pido que no nos volvemos locos, y que se reflexione de verdad y tener en cuenta estos y otros argumentos. Para acabar con la rabia no es solución sacrificar a todos los perros, si no buscar curar a los que están enfermos. Hay un error, un error enorme en la ley, y la propia ley puede ser causa directa de provocar el efecto contrario al que se pretende, y es que no ampara a todas las personas indistintamente, de número de casos o el sexo de las personas, y discriminar positiva o negativamente por razón de sexo raza religión, vulnera derechos humanos provocando injusticia, y la injusticia puede provocar aún más injusticia y violencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =