Una pareja ha sido detenida en Madrid tras realizar una importante línea de robos donde narcotizaban a sus víctimas para robarles en sus viviendas. Agentes de la Policía Nacional les detienen como presuntos autores de robos por sumisión química.

Actuaban en las ciudades de Madrid, Bilbao y Barcelona

La mujer y el hombre establecían contacto con sus víctimas a través de aplicaciones de contactos para acordar un encuentro en el domicilio y después las narcotizaban con benzodiacepinas aprovechando para desvalijarles la vivienda.

Actuaban en las ciudades de Madrid, Bilbao y Barcelona y la gran mayoría de las víctimas tuvieron que ser atendidas por intoxicación e incluso una de ellas llegó a sufrir un ictus. Los mismos investigadores hace medio año desarticularon otro grupo criminal que operaba de la misma manera llegando a perpetrar más de 20 robos por este procedimiento.

 

Ingresado en un hospital por ictus

La investigación se inició a finales del mes de agosto, cuando los agentes se percataron de que varias denuncias de robos en domicilios coincidían con el mismo modus operandi. Los arrestados contactaban con los denunciantes a través de redes sociales destinadas para concertar citas, cada uno de ellos se había especializado en el uso de diferentes aplicaciones en las que empleaban nicks falsos y tras ganarse la confianza de sus futuras víctimas conseguían encuentros en sus domicilios.

Una vez reunidos, aprovechaban el despiste de la víctima para introducirle una pastilla en la bebida que le anulaba la voluntad, momento en que se valían para robarle diversas pertenencias. Aparte de causarles un perjuicio económico y de provocarlas pérdida o disminución de memoria, dañaban la salud de sus víctimas, teniendo que ser asistidas en hospitales por intoxicación del fármaco.

Una de las víctimas no pudo denunciar, debido a que al parecer la ingesta de la sustancia le había producido un ictus. En otro caso, los servicios de emergencias tuvieron que fracturar la puerta del domicilio de una de las víctimas para que los agentes pudieran asistirle.

Los autores también se desplazaban tanto a Bilbao como a Barcelona, donde cometieron varios de estos hechos que llegaron a generar gran alarma social.

A pesar de la dificultad que conllevaba su identificación, debido a que permanecían durante períodos muy breves en estas ciudades y que se alojaban en establecimientos hoteleros, los agentes lograron su localización y detención.

También consiguieron recuperar una gran cantidad de objetos sustraídos -ordenadores, tablets, joyas de oro. La investigación ha permitido el esclarecimiento de una gran cantidad de denuncias de robos cometidos por todo el territorio nacional -Madrid, Cataluña, País Vasco- en los que se empleaba el mismo procedimiento.

Tras pasar a disposición judicial se decretó el ingreso en prisión provisional de los arrestados.

Los mismos investigadores también desarticularon meses atrás un grupo criminal formado por cuatro individuos que actuaba de igual forma. En la operación se detuvo a los integrantes de la banda por cometer más de 20 robos por sumisión química entre los años 2016 y 2017 en Madrid, Toledo y Guadalajara. Se cree que los arrestados enviaban a sus países de origen las ganancias obtenidas a sus países de origen a través de empresas de envío de dinero.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 7 =