Más de un millón de mujeres se unen contra Jair Bolsonaro, el candidato de la ultraderecha brasileña en redes sociales. Un grupo creado hace menos de dos semanas en la red social, alcanzó a un millón de integrantes en la madrugada del pasado miércoles.

Bolsonaro es conocido por su desprecio hacia las mujeres, los negros o los movimientos LGTBi

El próximo 29 de septiembre están convocadas cientos de manifestaciones “Un milhão de mulheres contra você sabe quem”. Actos de “Mujeres contra Bolsonaro” están siendo convocados de forma unitaria en diversas ciudades del país para el día 29 de septiembre. En pocas horas, decenas de miles de mujeres han confirmaron su asistencia a las manifestaciones en diversas ciudades brasileñas. En el mismo sentido se están creando más grupos en las redes sociales, como Twitter, Wassap, Instagran, -Lgbts contra Bolsonaro, Todos contra Bolsonaro, Educadores contra Bolsonaro … etc- y actos para sumarse a la convocatoria feminista.

 

Hay un deseo de extrapolar las redes sociales y actuar en la realidad de las calles con este lema: ¡Podemos ser millones, tenemos fuerza para ser millones y tenemos que asegurarnos que seamos millones!

El grupo fue instituido como forma de movilización contra la candidatura, del partido Social Liberal (PSL) Jair Bolsonaro, a los comicios presidenciales del 7 de octubre – actualmente es líder en las encuestas electorales divulgadas esta semana, con un 24%, según el Datafolha, y el 26%, según el Ibope-.

Las mujeres representan el 52% del total de las electoras en Brasil

El candidato es conocido por su desprecio hacia las mujeres, los negros o los movimientos LGTBi. El grupo contra Bolsonaro crece de manera exponencial, con cerca de 10 mil solicitudes de ingreso por segundo -según Ludimilla Teixeira, una de sus administradoras- y ya ha superado su primer millón de participantes y promete impedir la elección del que llaman “el innombrable”.

Jair Bolsonaro representa todo lo negativo en la lucha por los derechos de las mujeres, ataca directamente al permiso de maternidad, a la diferencia salarial entre hombres y mujeres”, afirmó la publicitaria Ludmilla Teixeira, una de las creadoras del grupo, a la prensa brasileña.

La iniciativa es apartidaría y no se alinea con ningún espectro ideológico; se aceptan a todas las mujeres, indiscriminadamente. La única bandera, resumió Ludmilla, es “no importa cuál sea su candidato o candidata, siempre que no sea Bolsonaro”.

El grupo ‘Mujeres Unidas Contra Bolsonaro’ está “destinado a la unión de mujeres de todo Brasil contra el avance y fortalecimiento del machismo, misoginia y otros tipos de prejuicios representados por el candidato Jair Bolsonaro y sus lectores”, dice la descripción de su cuenta en la red social.

Las mujeres representan el 52% del total de las electoras en Brasil. Según el sondeo de Datafolha, conocido el pasado lunes, Bolsonaro es el candidato más rechazado por el electorado: el 43% declaró que no le votaría de ninguna manera, cifra que sube al 49% entre las mujeres.

Según un texto publicado en el sitio de Observatorio de Elecciones por el profesor de ciencias político Jairo Nicolau, de la UFRJ , la situación Bolsonaro es única, “no hay ningún caso de un candidato presidencial con una discrepancia tan grande entre los votos de hombres y mujeres”, se puede leer en el estudio.

Nicolau en la publicación, analizó los datos de los sufragios de 2010 y 2014, además de la encuesta Datafolha de agosto, en la que Bolsonaro tenía un 30% de la intención de voto de los hombres, y sólo el 14% de las mujeres, -16 puntos porcentuales de diferencia-.

La segunda candidata con mayor discrepancia entre los géneros es Marina Silva, política, ecologista y fundadora de Red de Sustentabilidad (Rede), con un 19% de la preferencia entre las mujeres y el 13% entre los hombres, –una diferencia de apenas 6 puntos porcentuales-.

Las mujeres están en contra de la candidatura de extrema derecha y machista de Bolsonaro, quien se encuentra en el en el Hospital Albert Einstein de San Pablo, tras haber sido apuñalado en el abdomen, el pasado 6 de septiembre, por un hombre con problemas psiquiátricos mientras el candidato iba en hombros de decenas de seguidores tras un acto político en Juiz de Fora, en Minas Gerais.

“Todo indica que él (Jair Bolsonaro) no va a poder ir a las calles para hacer campaña para la primera vuelta, es prácticamente imposible, no puede salir con la barriga abierta“, declaró su hijo Flavio Bolsonaro. El pasado miércoles fue sometido a una segunda cirugía debido a las heridas sufridas.

 

Conocido por su defensa de las armas de fuego, la pena de muerte y medidas ejercidas durante la dictadura militar (1964-1985), Bolsonaro comenzó su carrera política como diputado federal en el Congreso Nacional en 1990, “viendo de la política y no para la política”, ‘Max Weber’. En el mes de diciembre 2003, el ultraderechista le espetó a la también diputada Maria do Rosario, del Partido de los Trabajadores (PT), “no te violo porque no te lo mereces”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =