Tom Wolfe, padre del nuevo periodismo, ha fallecido este lunes en Manhattan a los 87 años de edad, según ha informado el diario The New York Times en su Twitter: “Tom Wolfe murió a los 87 años. Con libros como “The Right Stuff”, la prosa colorida del periodista trasformador capturó la experiencia estadounidense.”

Su agente, Janklow & Nesbiz, ha señalado que el escritor estaba hospitalizado por una infección.

A lo largo de su larga carrera literaria escribió cuatro novelas, muchos cuentos, poesía, obras dramáticas. Entre sus obras más destacadas se encuentran La hoguera de las vanidades, The right stuff, Todo un hombre o Back to blood. Tom Wolfe fue periodista, ensayista, reportero, escritor y guionista.

Sus dos de sus novelas más significativas, ‘La hoguera de las vanidades’ y ‘Todo un hombre’ surgen del realismo y de sus propias raíces. Ambas novelas dan importancia al entorno social de sus personajes como medio para explicar sus ideas y conductas, explorando los temas de sexo, raza, dinero e ideología como elementos divisorios y al mismo tiempo integradores de la sociedad estadounidense, desde el punto de vista de un periodista.

Nacido en 1931 en Richmond (Virginia, Estados Unidos) Thomas Kennezly Wolfe se doctoró en Filosofía en 1957. Se inicio como periodista en el diario ‘La Unión’ de Massachusetts. En 1962 como reportero todo terreno trabajo para el ‘Esquire’, ‘The New York Herald Tribune’ y ‘Washington Post’.

 

Nuevo periodismo

Fue en ‘New York Herald Tribune’ donde pudo desarrollar sus ideas de ese ‘nuevo periodismo’ con apoyo del director Clay Felker. Su nuevo estilo se apuntaló en EEUU a partir de 1973 y consistía en emplear técnicas literarias en la construcción del relato periodístico. Las historias se basan en hechos reales, con un papel muy destacado de la investigación periodística, aunque en apariencia están configuradas como un relato de ficción.

Dotado de un afilado sentido de la ironía, Wolfe fue capaz de retratar como pocos la cultura y los sentimientos norteamericanos a lo largo de cinco décadas, con obras como La hoguera de las vanidades -su título más emblemático y considerada como la gran novela de Nueva York-, Ponche de ácido lisérgicoLa palabra pintadaTodo un hombre o Lo que hay que tener (Elegidos para la gloria). En ‘La hoguera de las vanidades’ relató el ascenso y la caída de un especulador de Wall Street en el ambiente neoyorquino de los años sesenta.

‘La hoguera de las vanidades’

El propio autor en una entrevista para el programa de RTVE Página Dos, explicó lo que supuso este libro, por qué lo escribió y también habló de Nuevo Periodismo.

“Personalmente, creo que esa novela ensombreció todo el resto que escribí”, afirmó.

“Yo tenía la intención de escribir ficción. He sido acusado de escribir ficción como periodista, pero ni así. Nunca tuve intención de escribir ficción”. “Tenía 57 años cuando publiqué La hoguera de las vanidades, y lo que quería hacer era escribir una novela de no ficción, como ya había hecho Truman Capote con A sangre fría. Pero la mía sería sobre Nueva York”, dijo Wolfe en la entrevista.

Su novela ‘Todo un hombre’, publicada en noviembre de 1998, se convirtió por segunda vez en candidato al premio ‘National Book Awards’. En la novela describe la vida de los años 90 en el sureste de Estados Unidos, desde el mundo de los negocios hasta la política, el deporte o la universidad. Amado por unos y criticado por otros, entre ellos Norman Mailer, John Updike y John Irvingo, y siempre cuidadoso de su imagen ‘dandy snob, desenfadado y enamorado incondicional de la ciudad de Nueva York’.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + siete =