Un ejemplo más de crueldad sin sentido. Mientras miles de parejas e incluso de familias monoparentales esperan años para una adopción en España, un pequeño de dos años ha muerto en Elche por los malos tratos reiterados que sufría de su propia madre y la pareja de ésta.

Los padres están desde el sábado en prisión tras comprobarse el estado en el que el pequeño ingresó en el hospital, con múltiples contusiones por todo el cuerpo y un fuerte golpe en la cabeza.

los médicos hallaron marcas en su cuerpo que podrían corresponderse con múltiples golpes sufridos con anterioridad.

La gravedad de esas heridas obligó a los facultativos a ordenar su evacuación a la Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica del Hospital General de Alicante, donde ha permanecido durante todo este tiempo ingresado con un pronóstico de extrema gravedad hasta su muerte.

Las lesiones que observaron en su cuerpo los primeros médicos que le atendieron en el hospital no dejaban lugar a dudas. El niño había sufrido una o varias palizas y la Policía Nacional fue alertada de inmediato. La madre y el compañero sentimental de esta fueron detenidos esa misma tarde.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAumentan los intentos de suicidio y las autolesiones entre los niños refugiados en Grecia
Artículo siguienteEn defensa de la aceituna española frente a EEUU
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 3 =