El dramaturgo y actor italiano Dario Fo ha fallecido a los 90 años en un hospital de Milán, donde se encontraba ingresado por problemas respiratorios. El conocido como Sumo Dramaturgo era famoso en todo el mundo por sus textos teatrales de sátira política y social, así como contra la Iglesia. Fo ha sido el último de los grandes autores teatrales que, desde la óptica del bufón, mofándose del poder y poniéndolo patas arriba, ha construido su obra de denuncia social desde lo culto para dejar en evidencia “la miseria política” de nuestro tiempo.

Así lo reconoció también la Academia Sueca, cuando le fue otorgado el premio Nobel de Literatura en 1997 por ubicar sus textos “en la tradición de los juglares de la Edad Media, que castiga a los poderes establecidos y restaura la dignidad de los oprimidos”.

“Los políticos no me inspiran ninguna piedad”, declaraba en 2013 a la cadena Euronews. “En muy poco tiempo [la política] ha destruido todo aquello que tardamos siglos en construir. Ha destruido la esperanza, la confianza, y los valores de las leyes, de la comunidad y de la justicia, sobre todo de la justicia”.

Situado en el entorno de la izquierda italiana, ha escrito ácidas sátiras políticas arremetiendo sin piedad contra el poder, el capitalismo, la mafia y el Vaticano. Una de sus obras maestras, Misterio bufo (1969), un conjunto de monólogos contra la sociedad y la Iglesia, contiene las claves de su magisterio teatral en toda Europa. El desencanto con los derroteros que ha ido tomando la izquierda en Europa en los últimos años provocó un halo de decepción en las declaraciones que el autor ha ofrecido en los últimos años.

“La izquierda ha fracasado porque se ha casado con el poder. Ante el dilema de tener o no poder, decidió irse a la cama con el dueño”. Cuando en 2014, a los 88 años, publicó su primera novela, La hija del Papa, alrededor de la figura de Lucrecia Borgia, su decepción fue manifiesta: “Hoy no tengo esperanzas”, declaró entonces.

Darío Fo nació el 24 de marzo de 1926 en Leggiuno Sangiano, un pequeño pueblo cercano a Milán. Su abuelo era un conocido cuentista popular, que lo familiarizó con los mitos folclóricos de la región de la Lombardía y con el teatro de marionetas. Su padre era el jefe de la estación ferroviaria local; en los años de la Segunda Guerra Mundial, el joven Dario lo ayudaba en la resistencia antifascista. Fueron las dos personas que marcaron su futuro. Casado desde hacía más de 50 años con la actriz Franca Rame, fundó con ella la compañía teatral Darío Fo-Franca Rame, el colectivo teatral Nuova Scena y posteriormente La Comuna.

Durante toda su vida, Dario Fo ha sido muy censurado en su país por sus ideas políticas. De hecho, en Italia es más conocido como actor de teatro que como autor. En una de sus últimas obras, L’anomalo bicefalo, presenta un retrato irreverente y crítico del primer ministro italiano Silvio Berlusconi. Incluso en Estados Unidos, cuando Muerte accidental de un anarquista se estrenó en Broadway, el presidente Ronald Reagan no permitió su entrada en el país. Con su característico humor, Darío Fo comentó que “no podía esperar otra cosa de un colega”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce + dos =