La isla de La Palma cuenta con episodios de volcanes activos, siendo el último registro eruptivo la formación del volcán Teneguía en el año 1971 tras producirse varios terremotos que alertaron a los vecinos de Fuencaliente de La Palma en aquellos momentos. Esta erupción se mantuvo hasta 1972, -ocupando las portadas de los periódicos de la época-, y es considerada la de mayor duración en el Archipiélago. Sin embargo, La Palma ha vuelto a revolverse en las últimas horas desde el pasado 7 de octubre con un enjambre sísmico registrado en Cumbre Vieja, hecho que ha provocado que el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) proceda al fortalecimiento del programa de vigilancia volcánica en La Palma. Además, se está planificando la puesta en marcha de un programa de monitorización termográfica en posición móvil área en colaboración con la Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil de la Zona de Canarias y helicópteros de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias. Igualmente en la madrugada de este martes se han movimientos sísmicos en Tenerife de 3,6 en la escala de Richter, que también se están vigilando.

Desde INVOLCAN se ha manifestado un mensaje de serenidad, a través de Nemesio Pérez, vulcanólogo-director del área de Medio Ambiente del Instituto Tecnológico y de Energías Renovales (ITER), quien ha indicado que “este proceso no tiene por qué terminar en erupción”. INVOLCAN informa a los ciudadanos en su cuenta de Twitter: “Es absolutamente normal que volcanes activos registren enjambres sísmicos como el que este fin de semana se ha registrado en el volcán Cumbre Vieja. Por otro lado, este tipo de procesos no ocurre todos los años en Cumbre Vieja y hay que prestarle el seguimiento necesario y suficiente para evaluar su evolución, máxime cuando Cumbre Vieja se ha caracterizado por un sistema volcánico activo con una especie de calma sísmica significativa durante los últimos años”.

Por otra parte, desde el National Hurricane Center Miami han publicado unos registros que tienen en observación en las próximas horas a Canarias respecto a las previsiones sobre la Tormenta Tropical Ofelia que podría alcanzar la categoría de huracán nivel 1 este próximo viernes al noroeste del Archipiélago canario con una evolución de rumbo nordeste.

Ante estos acontecimientos sísmicos en La Palma, la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, en aplicación del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA), ha convocado para este miércoles el Comité Científico de Evaluación y Seguimiento de Fenómenos Volcánicos con el objetivo de “valorar los datos obtenidos en redes y estaciones de vigilancia en la Palma a raíz del enjambre sísmico acaecido en estas últimas horas”.

Hasta el momento se han localizado más de 40 movimientos de baja magnitud e intensidad, superiores a 1,5 grados, destacando el registrado de 2,9 en la escala de Richter el día 7 de octubre en el municipio de Fuencaliente, según recoge la página web del Instituto Geográfico Nacional (IGN), organismo competente que ha de velar por el registro de los seísmos en España.

Sin embargo, como ha sucedido en otras ocasiones, el IGN no registraba todos los temblores que se producían en La Palma durante este pasado fin de semana, pero estos sismos si pudieron verse reflejados en la estación de La Gomera, a través de un sismómetro operativo al sudeste de la isla. El PEVOLCA, podría ser convocado al tener constancia de registros sísmicos a partir de diez temblores, pero el IGN brilló una vez más por su ausencia durante el sábado y domingo ante estos episodios en La Palma, según se observa en las gráficas de medición a las que ha accedido Diario 16.

El Gobierno de Canarias se ha alineado con el mensaje de tranquilidad emitido por los profesionales de INVOLCAN y subrayan que “estos fenómenos son habituales en zonas volcánicamente activas como Canarias y hasta el momento no han sido sentidos por la población”, recordando que “el último acontecimiento relevante tuvo lugar en 2011 en la isla de El Hierro”. El Ejecutivo canario a través de la viceconsejera de Medio Ambiente y Seguridad del Gobierno de Canarias, Blanca Pérez, trabaja en coordinación con el Instituto Geográfico Nacional y el Instituto Volcanológico de Canarias, que tienen la competencia para la vigilancia volcánica.

Gráficas de enjambres volcánicos
registrados en La Palma.

Además, en el Comité Científico participa el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el Instituto Español de Oceanografía (IEO), junto a diversos especialistas de las universidades canarias (ULPGC y ULL) y de otras instituciones dedicadas a la investigación de la vulcanología en las Islas.

 

Planificación de INVOLCAN ante los sismos en La Palma

El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) ha subrayado que “la vigilancia volcánica es una tarea multidisciplinar que requiere principalmente de la monitorización de gases, sismicidad y deformación a través de redes instrumentales permanentes capaces de registrar parámetros de interés para la vigilancia volcánica las 24 horas del día y los 365 días al año, redes no instrumentales permanentes capaces de registrar parámetros de interés para la vigilancia volcánica a lo largo de un periodo de tiempo, y campañas científicas de observación capaces de registrar parámetros de interés para la vigilancia volcánica de forma periódica, y cuya ejecución podría ser diaria, semanal, mensual o anual dependiendo de la actividad”.

La Red Geoquímica Canaria en La Palma dispone en la actualidad de 2 estaciones geoquímicas instrumentales permanentes. Una de ellas realiza la monitorización del flujo difuso de dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. La otra realiza una monitorización de la actividad de gas radón en la atmósfera del suelo. A partir de mañana se fortalecerá esta red con 5 estaciones adicionales.  También cuenta en la actualidad con 5 estaciones GPS instrumentales permanentes, que “en los próximos días la red contará con otra nueva estación GPS”, han indicado desde INVOLCAN.

La Red Sísmica Canaria en La Palma no cuenta en la actualidad con estaciones sísmicas, “pero a partir de este miércoles se procederá a la instalación y puesta en marcha de 4 estaciones sísmicas de banda ancha y su correspondiente sistema de análisis automático y manual”, han asegurado desde el instituto. Igualmente, esta semana se pondrá en marcha una red no instrumental permanente de 20 puntos de observación en Cumbre Vieja para el registro semanal del flujo difuso de dióxido de carbono, así como la composición química e isotópica de la atmósfera del suelo.

Desde 1997 se han realizado campañas científicas en Cumbre Vieja con una periodicidad anual. Desde este martes este tipo de campañas se realizarán con una periodicidad semanal con la finalidad de realizar una monitorización de la emisión difusa de dióxido de carbono, helio e hidrógeno a la atmósfera por el volcán Cumbre Vieja. También se pondrá en marcha una monitorización físico-química e isotópica de las aguas subterráneas en 5 puntos de captación de La Palma que se seleccionarán en colaboración con el Consejo Insular de Aguas de La Palma.

Se está planificando la puesta en marcha de un programa de monitorización termográfica del edifico volcánico Cumbre Vieja en posición móvil área con una periodicidad semanal en colaboración con la Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil de la Zona de Canarias y helicópteros de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.

En colaboración con IREA-CNR (Italia) se procederá al análisis de los datos de los satélites SENTINEL 1 a través de interferometría satelital para la monitorización de la deformación en La Palma con una periodicidad semanal.

Para la puesta en marcha de este fortalecimiento en el programa de vigilancia volcánica de Cumbre Vieja, el INVOLCAN desplazará a La Palma un equipo científico compuesto por 9 investigadores ligados al propio instituto, al Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) y la Agencia Insular de la Energía de Tenerife (AIET).

La planificación y ejecución de estas actividades será posible en parte gracias al proyecto “Fortalecimiento de las capacidades de I+D+i para la monitorización de la actividad volcánica en la Macaronesia” que co-financia el Programa de Cooperación Territorial INTERREG V A España-Portugal, así como los apoyos del Ayuntamiento de Fuencaliente, Cabildo Insular de La Palma y Gobierno de Canarias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =