No sé si a estas alturas de la película se han enterado que el próximo 11 y 12 de febrero se celebra la Asamblea Ciudadana de Podemos más conocida como Vistalegre II. “Nunca segundas partes fueron buenas”, respondía Sansón Carrasco a Don Quijote hace más de quinientos años, expresión que esta de rabiosa actualidad en el espectro de la organización morada.

¿Qué queda de aquella herramienta de participación directa? Poco o nada. Los círculos, que como setas en otoño, fueron surgiendo de norte a sur de este a oeste en este país, se vacían de gente desengañada con el rumbo que el partido ha tomado en los últimos meses.

Aquellas líneas rojas innegociables, poco a poco, se han ido borrando. Es lo que tiene el poner dos pies en las instituciones y las consecuencias de un falso triunfalismo porque “la burra no se puede vender antes de tenerla”. El disfraz de esas candidaturas de unidad popular en las elecciones municipales llevo a Podemos a recular pactando o necesitando el apoyo de los partidos cómplices de los desahucios, de los recortes, del bipartidismo que atenta contra la democracia, de ese reformismo de Izquierda Unidad que le dio el gobierno andaluz al PSOE,……. Se dieron de bruces con la dura realidad. Y esa realidad, es la que ahora los hace ser un partido de la vieja política.

Si no tiene adjetivo lo que está pasando en el PSOE, no se queda corto el bochornoso espectáculo de los Pablistas, Errejonistas y Anticapis (estos últimos, son los que siempre juegan mejor sus cartas y más tahúres zurdos tienen en la partida). Faltan espaldas para tantas puñaladas traperas. Juegan a una falsa autocritica para diferenciarse del resto de organizaciones políticas, pero la realidad no es otra, son una pieza más de este sistema, mal llamado democrático, que cada uno lo usa según su ego e interés.

Tras las elecciones europeas, muchas/os compañeras/os, se quedaron en el camino al ir diluyéndose esos procesos abiertos y participativos en los círculos, círculos que llegaron a tener, en la ciudad donde resido, una afluencia de más de 200 personas y que en la actualidad se realizan en la “sede”, con afluencia acotada y a veces con una asistencia muy mermada.

¿Qué fue de aquel manifiesto “Mover ficha” que pretendía convertir la indignación en cambio político contra los recortes y la “dictadura de los mercados? Llevan meses enfrascados en luchas intestinas dando una imagen infantil, de cruces de mensajes en las redes sociales como si el hacer política fuera comparable a un chiste viral, de mal gusto, que corre por el “caralibro”. El manifiesto aludido, mantenía en su discurso que el ciudadano es quien debe elegir sus propios designios. Poco están haciendo por ello actuando de esta manera.

Denunciaban, el que una minoría, a la que calificaban como egoísta, decidiera el destino del conjunto de ciudadanos de este país. Las vuelta que da la vida, ahora una minoría del aparato de la formación morada, quiere imponer sus propuestas políticas en Vistalegre II amenazando que con el “yo o nadie”. Mientras tanto, entre “Errejón” te tiro y “Pablo” recibo, queda de lado el debate de la crisis de legitimidad de la Unión Europea, las propuestas para nacionalizar la Banca, el aumento de las pensiones, el derecho a una vivienda digna, auditar la deuda, no pagar la deuda ilegitima, acabar con la privatización de los servicios públicos, la salida de España de la OTAN, etc, etc, etc……

En fin. Tanta critica a la casta y al sistema pero no hicieron asco a los platós de televisión haciendo caja. La erótica del poder ha desembocado en un ordeno y mando hasta el punto de proponer, a dos años vista y sin pasar por los círculos, a la “mosca cojonera” como alcaldable a la capital del reino o también, desde el otro lado, meter el manido miedo que quedo para la historia del socialismo español: “cuidado que viene la derecha”, argumentando que si gana las tesis de los compañeros del macho alfa será muy difícil ganar a Rajoy”.

No les vendría mal que pararan cinco minutos en estas trifulcas infantiles, volvieran a leer el manifiesto “Mover ficha”, si no lo han tirado a la papelera o lo han borrado del ordenador, y recapacitaran sobre que fue de la “ilusión de la gente”, del apoyo de los “de abajo”, de aquel “Podemos es la gente y la gente es Podemos”.

Dudo que a estas alturas quieran o puedan gobernar este país, jugaron con la ilusión de la gente, gente que lleva meses como meros espectadores del Sálvame Morado. Las equivocaciones en estrategia y táctica se pagan muy cara en el terreno político, los cinco millones de voto no dicen nada como los millones que tienen históricamente el PSOE. Nada queda de aquel PODEMOS de los cinco eurodiputados, del que sacudió la política en este país, de aquel que venía de la experiencia del 15M, de aquellos círculos y asamblea. Este era el ADN de esta organización que ha derivado en un partido más, como el cobarde que se esconde de su enemigo y se pasa toda la vida detrás de él. “MOVER FICHA” IN MEMORIAM.

“Sentado en espera de la revolución, la silla no es mía; es del patrón”. Sergio Godinho.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + cinco =