El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha decidido que la intervención del Estado, como el artículo 155 de la Constitución con el caso catalán, llegue hasta donde haga falta para imponer su voluntad. Así, interviene las cuentas del Ayuntamiento de Madrid que preside Manuela Carmena. Algo sin precedentes.

Hay quién ve en esta decisión una forma de retirar el foco en el asunto Catalán

A través de una carta enviada desde el Ministerio de Hacienda al Ayuntamiento, se explica que “el incumplimiento sucesivo y acumulativo de la Regla de Gasto en los ejercicios 2015 y 2016” coloca al Ayuntamiento de Madrid “en el ámbito del Artículo 25.1 a) de la Ley Orgánica de Estabilidad Pública y Suficiencia Financiera, “lo que habilita a este Ministerio para realizar un seguimiento específico e imponer medidas coercitivas sobre esa administración”.

“La resolución consiste en que los rechazan el Plan Económico y Financiero (PEF) con argumentos legales peregrinos”, aseguran desde el Consistorio. “Nos dicen, en definitiva que tenemos poco superávit”.

La reacción municipal no se ha hecho esperar y se ha considerado una intervención en toda regla.

La polémica está servida, mientras se esperan reacciones de ambas instituciones y se valora si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado el ok a esta decisión tan drástica que, según se cree, pretender quitar algo el foco informativo en el tema catalán.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPuigdemont, “España pasará vergüenza en los tribunales internacionales”
Artículo siguienteInversión fallida

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Parecía que el 155 era exclusivamente para Cataluña pero los que tanto pedían un diálogo previo a su implantación, ahora se darán cuenta que es imposible dialogar si una de las dos partes no quiere… lo siento por usted Carmena… y por todos los que seguirán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − cinco =