La tesis doctoral de Pedro Sánchez se digitaliza y Moncloa ya ha publicado a las 8 de la mañana los datos que demuestran que no hubo plagio. Esto ocurre el mismo día en el que precisamente se reúne el Consejo de Ministros, después de que el presidente del Gobierno haya autorizado su publicación y denunciado una campaña de desprestigio en su contra del PP y Ciudadanos.

La evaluación de las herramientas Turnitin y PlagScan, determinan el contenido original de la tesis

“Tras el análisis de la tesis doctoral presentada por el Presidente Pedro Sánchez en el año 2012, la evaluación de las herramientas Turnitin y PlagScan, determinan el contenido original de la tesis, superando ampliamente los estudios de coincidencias”, confirma Moncloa.

Mientras, el ABC insiste en que hubo plagio y se enfrenta a la querella que ya ayer anunció a través de redes sociales el propio presidente del Gobierno.

Según el análisis divulgado, el porcentaje de texto de la tesis extraídos de otras referencias es de un 13% y de un 0,96% respectivamente, “porcentajes normales, de acuerdo a la normativa y los protocolos de verificación”, según señala la nota que divulga el Gobierno.

Por regla general, se establece que puede considerarse un plagio aquel trabajo que cuyo porcentaje de texto copiado supera el 25%. En el caso de la tesis del presidente, las herramientas Turnitin y PlagScan, determinan el contenido original de la tesis, superando ampliamente los estudios de coincidencias, según Moncloa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLos clanes de la droga entran también en el negocio del tráfico de migrantes en El Estrecho
Artículo siguienteReconquista pestilente
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + cuatro =