Todo son quinielas y parece que el que no esté en ellas no saldrá en la foto del próximo Gobierno de Pedro Sánchez. Pero lo cierto es que él y sólo él, y como mucho su jefe de Gabinete y mano derecha, Juanma Serrano, conocen a estas horas los nombres de sus ministrables.

Mientras, los territorios en las federaciones socialistas de las comunidades autónomas mueven fichan para conseguir colocar a su candidato o candidata en el próximo Ejecutivo. Así, parece que tienen todas las papeletas históricos como Josep Borrell, Cristina Narbona, Carmen Calvo o Jordi Sevilla y Patxi López, mientras que tampoco podrán faltar miembros de la permanente de la Ejecutiva como Adriana Lastra, José Luis Ábalos o Pilar Cancela.

 

Rumorología

La rumorología también dice que en este Gobierno socialista podría haber cabida para el militar de Podemos, el general que fue jefe del Estado Mayor, Julio Rodríguez.

Los nombres van saliendo y hay para crear y alternar varios Gobiernos. Sí parece que, como hiciera Zapatero, podría haber un Ministerio de Igualdad específico.

A principios de la que viene, nombrará un nuevo Gobierno con idea de ponerse a trabajar de inmediato. El Ejecutivo de Sánchez será paritario, queda por ver si contará con ‘susanistas’, apostará por la juventud y se nutrirá en buena medida de miembros del grupo parlamentario socialista, según explican fuentes del PSOE en el Congreso.

El secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, se perfila como hombre fuerte del nuevo gabinete.

Ábalos cuenta con toda la confianza del secretario general del PSOE a quien apoyó en las primarias del año pasado. La buena sintonía entre ambos se visualizó el jueves cuando Sánchez encargó a Ábalos que presentase su moción de censura en el debate del Congreso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Borell en el gobierno de Sánchez? Seria una pésima notícia para todos y especialmente para su política con catalanes, valencianos y gente de las baleares. Borell es un mala bestia como Guerra, Bono, Ibarra, González, Díaz, Lamban, etcétera. que lie dio soporte perque él también se vió vilipendiado por los “andaluces”. Pero eso no significa que Borrell sea una buena pieza de cara al presente y el futuro, sino todo lo contrario. Solo hay que recordar sus apariciones con el inefable Vargas Llosa: a ver quién la decía más gruesa y extemporánea. Espero que Dios, la Santísima Trinidad, todos los santos y santas del cielo le impidan cometer tamño despropósito y declaración de principios tan bestia y reaccionaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − siete =