Una cierta prensa española, salvaguarda del statu quo capitalista liberal (ABC, OKDiario, Libertad Digital…), ha aprovechado la visita de Mauricio Macri a Madrid para justificar la detención de Milagro Sala, considerada de carácter político por diversas organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos así como por la Procuradoría de Violencia Institucional argentina. Y por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que consideró que “la detención era arbitraria” y realizó un “llamamiento urgente” al Gobierno de Macri para que la libere. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un comunicado a través del cual “urge al Estado argentino a responder al caso de Milagro Sala” ratificando la decisión del GTDA junto al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), junto al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y junto al Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD). El mismo Papa Francisco ha enviado un rosario bendecido a Milagro lo que representa un golpe a Macri del que no se han hecho eco los medios españoles.

Como quiera que ni Felipe González ni Aznar se han interesado por ella y ni tan siquiera Albert Rivera se ha personado en Jujuy para “abrazar” a sus simpatizantes, quisiéramos explicar a qué se dedica la organización Túpac Amaru, liderada por Milagro Sala, para que los amigos de Macri en España -el rey Felipe VI y los partidos monárquicos- tengan otra visión de lo que representa Milagro Sala y la Túpac Amaru y para que exijan su libertad ya que la misma lleva en prisión preventiva más de un año -a pesar de que el gobierno de Macri no encuentra la manera de justificar su situación.

Sala es una dirigente política, social e indígena argentina, de 53 años, líder de la Organización Barrial Túpac Amaru, una organización integrante de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). Fue diputada provincial en la Legislatura por el Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular de Jujuy entre diciembre de 2013 y noviembre de 2015, cuando renunció por haber sido elegida parlamentaria del Parlasur (Parlamento del Mercasur) por el Frente para la Victoria.

En enero de 2016, fue arrestada debido a una acampada que realizaron diferentes cooperativas contra el gobernador Gerardo Morales, del partido de Macri. En este marco, en diciembre de 2016, fue condenada por daños agravados a tres años de prisión en suspenso por considerarla “instigadora” de un escrache contra Morales. Días más tarde, por una contravención, también, fue condenada a pagar un monto en dinero, a realizar trabajos sociales y a tres años de inhabilitación para integrar organizaciones. Milagro Sala permanece detenida desde hace más de un año sin condena a prisión efectiva.

La Organización Barrial Túpac Amaru es una agrupación política argentina principalmente de la provincia de Jujuy, aunque tiene otras sedes en 15 de las 23 provincias argentinas. Actualmente, posee alrededor de 150.000 afiliados y alrededor de 4500 trabajadores. La Túpac Amaru se ha podido consolidar por la forma de administrar los recursos de los que dispone y desplegar una red institucionalizada de servicios que garantiza derechos orientados a los sectores populares informales. Estos incluyen la construcción de viviendas pero, también, la provisión de servicios como salud y educación. Se trata del segundo empleador de la provincia de Jujuy, una de las más pobres de Argentina, que linda con Bolivia, y en la que los indígenas son mayoritarios. Las actividades que realiza van desde la organización de copas de leche, comedores populares, hasta la construcción de viviendas y el desarrollo de otras cooperativas de trabajo –como textiles o metalúrgicas–, además de la administración de otros programas estatales como la repartición de bolsones de alimentos y el asesoramiento legal. Además, la organización tiene polideportivos con piscinas, centros de salud -en los que cuenta con centros de atención primaria, farmacias y consultorios equipados con tecnología superior a la existente en hospitales públicos- y un impactante centro para atención de discapacidades de cinco mil metros cuadrados. Periódicamente, la Túpac Amaru realiza campañas de prevención con ambulancias de alta complejidad y personal propio. Cuenta con escuelas primarias y secundarias y un terciario de formación profesional donde sus integrantes terminan los estudios y obtienen títulos legales.

En 2012, en asamblea, la organización decidió la construcción de un partido político denominado Partido de la Soberanía Popular (PSP) a partir del año 2013. El PSP presentó ante la Justicia Electoral un récord histórico de afiliaciones en la provincia mediante la inscripción de más de 73 mil fichas de afiliados. El PSP se presentó a elecciones dentro del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular permitiendo el ingreso de seis diputados provinciales y una serie de concejales en distintas localidades de la provincia en los primeros dos comicios en los que participaron (2013-2015). Con un 12% y un 8% de los votos en las últimas dos elecciones se convirtieron en tercera y cuarta fuerza, respectivamente.

En 1999, las dos opciones en pugna para dar nombre a la organización fueron las de Che Guevara y Túpac Amaru: a través de una decisión asamblearia ganó la designación del nombre del rebelde indígena “porque consideraron que tenía más que ver con el contexto local”. No obstante, las figuras históricas de Túpac Amaru, el Che y Eva Perón son parte de la triada simbólica más habitualmente reconocida en la iconografía e ideología de la organización hasta la actualidad.

Los miembros de la organización se reconocen como indígenas, como parte de la comunidad LGTB de la ciudad, como pobres, como negros. Esta agrupación indigenista tiene como modelo político a Evo Morales, presidente de la República de Bolivia y es considerada la única organización social que capta políticamente a las comunidades indígenas.

La organización presenta un claro protagonismo de mujeres jóvenes que se da a su vez en un contexto provincial conservador, con acentuadas desigualdades de género que dificultan la participación política de las mujeres. Entre las militantes de la organización existe “la genuina consideración de que no existe espacio para ellas por fuera de la Túpac”. No solo se trata de que no consigan ámbitos en los cuales desenvolverse en un empleo de condiciones dignas, de respeto y en el que se propicie su participación, sino, sobre todo, la imposibilidad de imaginar una vivienda como aquella a la que acceden mediante las obras construidas, lo que acrecienta el reconocimiento de la posibilidad de empoderamiento a partir de encontrarse frente a la figura de una mujer líder con la que se identifican: Milagro Sala.

Así las cosas, no resulta extraño, que el partido de Macri y del gobernador de Jujuy Gerardo Morales, centren en Milagro Sala su estrategia contra otras formas de organizar la sociedad que no es la de los, por ejemplo, imputados por el fiscal federal Jorge Di Lello que el miércoles pasado imputó al presidente, a su padre Franco y a varios directivos de la empresa por “presuntas irregularidades” en la concesión de rutas a la aerolínea Avianca, o por los que tienen 50 sociedades pertenecientes al Grupo Macri radicadas en distintos “paraísos fiscales”.

Hoy 8 de marzo, no podemos más que solidarizarnos con una mujer, que hoy por hoy es la única oposición a la derecha argentina.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa UCO investiga a Esperanza Aguirre en una pieza separada de la Trama Púnica
Artículo siguienteCuestión prioritaria de Estado
Vinculado desde muy joven a la CNT y a diversos movimientos de izquierda, es militante de Los Verdes desde finales del siglo pasado. Ha sido concejal en Dénia, Presidente de Los Verdes del País Valenciano y, actualmente, Presidente de la Federación de Los Verdes. Filólogo y escritor, ha ejercido su magisterio en diversas escuelas e institutos del País Valenciano y de Cataluña, así como también en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en el Instituto de Ciencias de la Educación de las Universidades de València y Alacant. Ha sido Inspector Educativo y Director Territorial de Cultura en Alacant. Premio XXV d’Abril en Benissa con un libro de cuentos, Premio Educación y Sociedad del Ministerio de Educación por su libro de texto A debat, ha publicado una treintena larga de libros de texto para la enseñanza del valenciano, libros de cocina tradicional valenciana e innumerables colaboraciones periodísticas.

1 Comentario

  1. Absurdo lo suyo; lo comprendo porque opina desde la ignorancia y el interés que lo mueve. Que no es precisamente una Argentina libre de ladrones, violentos e intolerantes. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 5 =