La Audiencia Nacional ha imputado al exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por la salida a bolsa de Bankia. En el Auto, los jueces imputan igualmente al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, y al que fue su segundo, Fernando Restoy.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha estimado parcialmente un recurso de apelación de la acusación popular, ya que los tres imputados fueron los responsables de la salida a bolsa de la entidad, a pesar de las perdidas del banco.

En el Auto también se imputa a el entonces subgobernador, Javier Arístegui; el exdirector general del supervisión Jerónimo Martínez Tello; el que era jefe de grupo de inspección de Bankia, Pedro Comín; a quien fue coordinador del departamento de inspección de Cajas de Ahorro, Mariano Herrera y al director del departamento de cajas, Pedro González.

El equipo de inspección del Banco de España informo de la “inviabilidad del grupo y de que la solución de salida a Bolsa no debía ser aprobada ya que suponía un grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes estimado en unos 15.000 millones de euros”, explican los jueces, y que al final requirió un rescate de 22.500 millones de euros en fondos públicos.

 

Una “máquina de perder dinero”

El inspector, cita la Audiencia, alertó a sus superiores de que “la salida a Bolsa no solucionaba los problemas del grupo” que “era una máquina de perder dinero”. Una advertencia, señala el auto, que “puede ser interpretada, pero no obviada”. El inspector Casaus defendía la posibilidad de intentar vender el grupo a un inversor privado como “solución definitiva y óptima” con la que “no perdería nadie: ni el contribuyente ni los acreedores”.

El Inspector reconoció ante los jueces que la mejor opción, sin coste alguno, era la de vender el grupo a un inversor privado, aunque después matizo “Otra cosa es que los políticos que gestionan Bankia no quieran explorar esa vía para no perder sus poltronas ni sus herramienta de financiación”.

Casaus envió hasta cuatro correos electrónicos a su superior, Pedro Comin , advirtiéndole de que el grupo no era viable. “El contenido completo de tales correos electrónicos no deja lugar a dudas sobre la expresa, previa y contundente información que la dirección del Banco de España tuvo acerca de la inviabilidad del grupo y la falacia de los resultados presentados”, concluye la Audiencia Nacional.

El escrito considera “razonable y razonada” la petición de la acusación popular ejercida por la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), presidida por Gonzalo Postigo y representada por el letrado Andrés Herzog, de solicitar la imputación de este grupo de supervisores al estimar que existen “indicios múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad” en esta conducta.

Ante esta imputación, la presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros indica que “Estamos tardando años en llevar a al cárcel a los responsables de la mala gestión de las cajas de ahorros. En EE.UU, los responsables del fraude de ENRON y MADOFF pisaron la cárcel unos meses después, siendo defenestrados del sector”.

El auto se muestra muy duro indicando que hubo indicios “múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad respecto de los responsables del Banco de España y la CNMV”. ASUFIN alaba una vez más la actuación independiente de muchos jueces de nuestro país así como el compromiso de los abogados y de la sociedad civil para devolver la cordura al sistema.

Tras conocerse el Auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de hoy, 13 de febrero de 2017, el Banco de España ha hecho público un escrito en el que comunica que tres de los directivos que estaban cuando se autorizó la salida a bolsa de Bankia han presentado su dimisión.

Según dicho comunicado han presentado su renuncia, Mariano Herrera García-Canturri, Director General de Supervisión; Pedro Comín Rodríguez, Director General Adjunto de Supervisión; y Pedro González González, Director del Departamento de Inspección IV.

En sus escritos de renuncia, dirigidos al Gobernador del Banco de España, expresan su deseo de no permanecer en sus cargos con el fin de que su citación para declarar como investigados en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional, en relación con la salida de Bankia a Bolsa en 2011, no afecte al desarrollo de las funciones de supervisión del Banco de España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. “Fernandez Ordóñez, imputado” …… Se supone que a este personaje, junto con la CNMV, se les pagaba un sueldo para vigilar al sector económico y financiero español. Menuda vigilancia hicieron, mediocre por lo menos, y vergonzante a todas luces. A pesar de todo veo que faltan aún muchos más “Primeros espadas” en ese banquillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − Nueve =