La compañía tecnológica Microsoft ha anunciado una nueva iniciativa para asegurar que los recursos de computación en la nube de Microsoft generen beneficios a la sociedad. De esta forma, Microsoft donará servicios cloud por valor de 1.000 millones de dólares a ONGs y centros de investigación universitarios durante los próximos tres años, a través de Microsoft Philanthropies, una división que la compañía ha creado recientemente con el objetivo de mejorar la inclusión digital y trasladar a la sociedad los beneficios de la tecnología.

Con esta iniciativa, Microsoft quiere garantizar que los servicios en la nube generen beneficios reales a la sociedad en su sentido más amplio, al proporcionar más recursos cloud para organizaciones no lucrativas, además de aumentar y mejorar el acceso a este tipo de recursos a investigadores universitarios y cooperar en el gran reto de proporcionar acceso a Internet a todo el planeta.

“Desde Microsoft contribuimos con la misión que organizaciones no lucrativas están llevando a cabo en todo el planeta, gracias a la donación de servicios de computación en la nube, las tecnologías más transformadoras y disruptivas de nuestra generación”, comenta Satya Nadella, CEO de Microsoft, que ha intervenido hoy en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza). “Ahora más de 70.000 organizaciones tendrán acceso a esta tecnología que les ayudará a resolver algunos de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad actual y, en última instancia, a mejorar la condición humana e impulsar un nuevo crecimiento más justo e igualitario”.

El cloud computing se ha convertido en un recurso vital para extraer los secretos que encierra el poder de los datos, de forma que ayuda a obtener nuevos conocimientos que se traducen en grandes avances, no solo en el ámbito científico y tecnológico, sino también a la hora de abordar muchos desafíos económicos y sociales y a ayudar a prestar mejores servicios sociales a la humanidad. Asimismo, puede mejorar las comunicaciones y ayudar a las organizaciones a trabajar de forma más productiva y eficiente.

En septiembre de 2015, 193 jefes de estado y otros líderes mundiales aprobaron por unanimidad 17 objetivos de desarrollo sostenible para 2030. Estos objetivos, entre los que se incluyen acabar con la pobreza, erradicar el hambre y garantizar energía asequible, fiable y sostenible para todos, solo serán factibles a través de los caminos que abre la innovación tecnológica. El potencial de computación que pone a nuestro servicio el cloud computing será esencial para hacer posible los propósitos de desarrollo sostenible y dar respuesta a algunos de los problemas del mundo que a día de hoy se plantean, al menos en apariencia, como irresolubles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − cinco =