La marca personal es la huella que dejamos en los demás. Según esta definición todos tenemos una marca personal, pero no todo el mundo sabe gestionarla bien.

Inicialmente podemos pensar que alguien que trabaja su marca personal lo hace porque está en búsqueda de empleo. Y efectivamente es una buena estrategia para mostrar tus habilidades y competencias, pero hay muchas más razones para trabajar nuestra marca personal.

Afortunadamente esta concepción inicial ha ido evolucionado, y cada vez son más los profesionales en activo que gestionan su marca personal o la de su empresa.

Esta evolución a lo largo de estos años, ha venido de la mano de grandes expertos en Marca Personal, como Guillem Recolons ó Andrés Pérez Ortega, pionero en nuestro país en ayudar a profesionales y organizaciones a aplicar sus metodologías de gestión de Estrategia y Branding Personal.

¿Qué es la marca personal?

La marca personal, es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerar a la propia persona o entidad como una marca. Al igual que las  marcas comerciales proyectan hacia el consumidor atributos de necesidad, bienestar o felicidad.  Una persona también proyecta una imagen de sí misma hacia los demás.  Esa imagen o huella que dejamos en los demás, en nuestro cliente ideal, la podemos transmitir de una manera más eficaz gracias al  branding personal.

¿Y qué es branding personal?

El branding es el proceso a través del cual se crea y construye una marca, así que el branding personal es el proceso de crear tu propia marca.

Si tu proceso de branding es bueno, tu marca personal, es decir la huella que dejas en los demás, también será buena.

“Marca personal es que tu cliente piense en ti, cada vez que necesite un producto o servicio que tu le puedes ofrecer”

 Actualmente la sociedad está cambiando y si quieres que los demás te perciban como un buen profesional, un líder en tu sector, debes gestionar adecuadamente tu Marca Personal.

Cada vez son más los profesionales que creen en la importancia de la diferenciación, de mostrar aquello en lo que aportan valor, para conseguir un mayor éxito en sus relaciones personales y profesionales.

¿Qué consigo gestionando mi marca personal?

  • Visibilidad: Que sea fácil encontrarte, no sólo por tu nombre, si no también por tu propuesta de valor, por lo que te hace diferente de los demás.
  • Audiencia: Que tus mensajes lleguen a muchas personas. Aunque lo verdaderamente importante aquí, es que te sepas dirigir a tu público objetivo.
  • Posicionamiento: Que los atributos y valores que proyectes te coloquen en el lugar profesional por el que quieras ser recordado.
  • Reputación: Que las personas que te conocen y las que no te conocen, tengan una opinión positiva de ti y de tu propuesta de valor.
  • Networking: Ampliar tus círculos, lograr relaciones más productivas tanto en el ámbito profesional como personal.

¿Cómo empiezo a construir mi marca personal?

Detrás de todo proceso de branding personal tiene que haber un profundo trabajo de autoconocimiento, para que todas las acciones y decisiones que tomemos vayan encaminadas hacia nuestro objetivo, construir una marca personal fuerte y sólida.

Para empezar este proceso de autoconocimiento debes empezar por responderte a las siguientes preguntas.

1ª ¿Qué te hace diferente de los demás? Analízate y saca a relucir tus habilidades, en lo que eres bueno y aportas valor. También es muy útil saber cuales son tus debilidades, en que necesitas mejorar.  Se recomienda realizar un análisis DAFO cuando inicias un proyecto. Así que por qué no realizar un DAFO de tu marca personal: Debilidades; Amenazas; Fortalezas y Oportunidades.

2ª ¿Qué objetivos tienes? Concreta a dónde quieres llegar, cual es tu objetivo principal: mejorar tu reputación; captar nuevos clientes; darte a conocer en un determinado sector. Definiendo bien tus objetivos será más fácil trazar el camino que tienes que seguir para lograrlos.

3ª ¿Quién es tu público objetivo? Define hacia quién diriges tus esfuerzos, hacia quién diriges tu mensaje; identifica quién es tu cliente ideal y háblale directamente a él.

4ª ¿Cuál es tu situación de partida? Tras analizar todo lo anterior, tienes que saber en qué punto del camino te encuentras para poder avanzar. Piensa también en quién te puedes apoyar. Crea una red de colaboradores, que te puedan ayudar a conseguir tus objetivos.

Si te has respondido ya a estas 4 preguntas, estás preparado para pasar a la acción y empezar a construir tu marca personal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + Trece =