Para la elección de los delegados a los congreso federales del PSOE, está establecido, que primero en las asambleas locales sean elegidos los delegados para los congresos provinciales y en nuestro caso en Canarias insulares y ya a través de éstos, es cuando se eligen definitivamente a quienes nos representaran en el máximo órgano federal.

Ese fue el proceso que seguimos con relación al XXXVI Congreso Federal, celebrado en julio de 2004. Después de muchos esfuerzos y reivindicaciones en las que jugó un gran papel Izquierda Socialista, habíamos logrado la formula de elección mediante listas abiertas.

Sin embargo en mi agrupación de Las Palmas de Gran Canaria, esa referida fórmula se desvirtuó y manipuló, mediante la ejecutiva local de aquel entonces, que al tener conocimiento de los afiliados que se presentaban como candidatos para salir delegados al congreso insular de Gran Canaria, elaboró las papeletas, con los nombres de los candidatos y los correspondientes recuadros, donde mediante la marca de una X, se optaba por las personas que deseábamos nos representaran.

Fueron marcados los candidatos afines a la ejecutiva local y ésta con sus acólitos, se dedicaron a distribuir las papeletas entregándolas en sus domicilios a los afiliados o cuando éstos se acercaban a la sede para ir a votar, eran abordados y les daban la papeleta marcada.

Me pareció esa una forma tan rastrera de manipulación, que al día siguiente y mediante escrito denuncié tal situación al que por entonces era el secretario de organización José (Pepe) Blanco. No me limité únicamente a exponer con sentido critico lo que había pasado. También le expuse una serie de ideas y medidas para evitar este tipo de situaciones y que no ocurrieran más.

A los varios días, recibí una llamada de Antonio Hernando que formaba equipo con Pepe Blanco y me dijo que habían leído mi escrito y que les parecía interesante para afrontar y darle solución a éste problema y me dijo que Pepe Blanco quería hablar conmigo y que ya me llamaría.

El caso es que me quedé esperando por esa llamada y lo peor fue que aún con las deficiencias descritas, las listas abiertas estaban implantadas y lo más probable, es que en muchas agrupaciones locales se podrían estar utilizando debidamente.

 Lo cierto es que el nefasto Pepe Blanco, utilizó el XXXVI Congreso Federal para implantar (imponer) de nuevo las listas cerradas y se autopromocionó pasando de secretario de organización a vicesecretario general.

Qué se puede decir de éstos dos personajes, que no sea sobradamente conocido. Antonio Hernando, no solamente traicionó a Pedro Sánchez con quien hacía equipo, peor fue la traición a los afiliados del PSOE y sus simpatizantes. De resonar con mucho énfasis su no es no a la investidura de Rajoy, cambió su voto y promocionó como portavoz del grupo parlamentario socialista la abstención, dejando muy clara su catadura moral.

Pepe Blanco es el caso sintomático de los políticos mediocres pero que suelen llegar a lo más alto, “por méritos propios”. Como intrigante y buen conspirador le había hecho el trabajo de captación de votos a José Luís Rodríguez Zapatero, para que en el XXXV Congreso Federal celebrado en julio de 2000, por muy poco saliera elegido secretario general y por ese motivo empezó a recibir recompensas, tanto orgánicas con la vicesecretaria general, como institucionales accediendo al Ministerio de Fomento.

Lo inconcebible es que con su trayectoria tan nefasta, aún siga teniendo bastante peso en el PSOE, según se está demostrando en los comités federales (órgano máximo entre congresos) y cuyos miembros son elegidos (salvo muy pocas y honrosísimas excepciones, impuestos por la gran baronesa y sus acólitos barones regionales) en listas cerradas.

Pepe Blanco que presidió el último Comité Federal del sábado 14 de enero/2016 (los anteriores eran presididos por la secretaría general sevillana y servil de Susana Díaz, Verónica Pérez, que se hizo famosa porque en el bochornoso que presidió celebrado el pasado 1 de octubre, dijo la celebre frase de que “ella era la única autoridad del PSOE”), en el transcurso del mismo, rechazó la propuesta de varios miembros del Comité Federal, para que se votara un calendario para la celebración de las primarias y el congreso. Los argumentos que esgrimió para desestimar la referida propuesta es que él interpretaba los estatutos, porque los había elaborado.

Lamentable la degradación del PSOE, propiciando, promoviendo y manteniendo a este tipo de personajes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl país donde la sociedad indulta a futbolistas y deportistas de élite
Artículo siguienteAnticorrupción pide cinco años de cárcel para Matas por financiación ilegal del Partido Popular

Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976.
Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972.
Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido).
Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero).
Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT.
Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989.
Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE.
Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria.
Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987.
Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte).
Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 16 =