Un mes después de que se conocieran por el diario.es las irregularidades de Cristina Cifuentes de su master de la Universidad Rey Juan Carlos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, que ya ha sentenciado su vida política, aún no ha dimitido, el prestigio de la citada institución académica ha caído por los suelos -y de paso se ha puesto en duda también a la universidad pública- mientras sigue sin haber fecha para la moción de censura anunciada por el PSOE, a través de su líder Ángel Gabilondo,

El PP internamente vuelve a dividirse por el master de Cifuentes y los populares de Madrid viven momentos de nerviosismo y cruce de cuchillos. Mientras, Ciudadanos amenaza una y otra vez con apoyar la moción de censura si el PP y Rajoy no obligan a dimitir a Cifuentes, mientras fuentes cercanas del PP confirman a Diario16 que la todavía presidenta trata de negociar directamente con el presidente del Gobierno la forma de marcharse.

La fecha de la moción es todo un misterio que está en manos de la presidenta de la Cámara autonómica, la popular Paloma Adrados. Es ella la que tiene que decir qué día se debate esta iniciativa, que, en el caso de contar con el apoyo de Ciudadanos, supondría el desalojo de Cifuentes del poder.

Todas las miradas están puestas en ella. Pero no hay noticias al respecto. Esto ha provocado que en los últimos días desde el PSOE se haya exigido a Adrados que tome una decisión de una vez por todas. “La presidenta de la Asamblea de Madrid debe dejar de proteger a Cristina Cifuentes. La Comunidad de Madrid y sus instituciones piden un tiempo nuevo que empiece por la moción de censura. Es el momento de poner fecha”, reclaman los socialistas, que no han dudado incluso en presionarla con una ofensiva en las redes sociales bajo el título ‘#PalomaPonFecha’.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Copa de Iniesta
Artículo siguienteLlarena confunde la aspiración legítima a la “secesión” con los delitos de rebelión y sedición
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =