La canciller alemana Angela Merkel ha confirmado hoy que el atropello mortal de anoche en el mercado de Navidad de Breitscheidplatz en Berlín que ha costado la vida a 12 personas y herido a 49, fue cometido por un refugiado paquistaní.

La declaración confirma definitivamente la acción criminal de ayer como un atentado.

El ministro de Interior alemán Thomas de Maiziere acaba de confirmar que el sospechoso es un paquistaní solicitante de asilo.

A este respecto, Merkel había dicho en su anuncio que “será particularmente difícil para nosotros soportar, si se confirma, que este acto ha sido cometido por una persona que estaba pidiendo asilo en Alemania”.

Anoche, un vehículo pesado entró en el mercado de Navidad de Breitscheidplatz, en el barrio Charlottenburg y arrolló a la multitud que paseaba o estaba de compras en la popular zona comercial.

Las autoridades han informado que junto al detenido en la cabina se hallaba el conductor polaco del camión que fue encontrado muerto con varios impactos de bala.

 

Merkel en la encrucijada

El atentado sucede en un momento muy delicado para Merkel y Alemania. Anoche, nada más conocerse el suceso, el grupo de extrema derecha alemán Alternativa para Alemania (AFD) nombró a las víctimas mortales como “sus muertos”, en referencia a la canciller.

En el horizonte, además, las elecciones federales del próximo año en las que la política de Merkel con los refugiados está centrando el debate electoral, agitado por la extrema derecha.

En septiembre, la ADF con su mensaje xenófobo y contra la inmigración y los refugiados, sobrepasó a la CDU de la canciller en las elecciones regionales de Mecklemburgo-Pomerania .

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − Nueve =