La siniestralidad heredada del anterior responsable de Tráfico Gregorio Serrano del partido Popular, ha paralizado el paquete de medias como una reforma integral de la ley de seguridad vial y de los reglamentos de conductores, de circulación y de vehículos. Aunque algunos medios relacionan su paralización con la inestabilidad política, lo cierto es que la alta tasa de muertes en las carreteras españolas es determinante para el actual director general de Tráfico, Pere Navarro.

Las cifras de víctimas mortales hayan aumentado de 1.680 en 2013 a 1.830 en 2017, algo inadmisible para la actual administración socialista. Por eso a partir de enero se van a entrar en vigor una serie de medidas para reducir las distracciones al volante, debido sobre todo a la utilización de movil, las drogas el alcohol o la alta velocidad, sobre todo en los trayectos en carreteras secundarias.

Pere Navarro, anunció en el mes de septiembre medidas drásticas para reducir la siniestralidad en carretera. La primera entrará en vigor el 2 de enero y reducirá el límite de velocidad de 100 a 90 kilómetros/hora en 7.000 kilómetros de carreteras secundarias.

El 2 de enero de 2019 entrará en vigor un Real Decreto que modifica el Reglamento General de Circulación por el cual se reducirá el límite de velocidad en carreteras secundarias. De 100 a 90 kilómetros/hora para coches y motos, y 80 por hora para autobuses, furgonetas y camiones cuando haya un único carril por sentido y sin desdoblar.

Sólo cuando exista separación física de los dos sentidos de circulación, 1,5 metros de anchura de arcén, o más de un carril para alguno de los sentidos, el límite podrá establecerse en 100 kilómetros/hora para turismos y motocicletas y 80 por hora para camiones.

Esta medida afectará a 7.000 kilómetros de vías interurbanas, y busca reducir en un 10% los datos de siniestralidad y mortalidad en carretera, y volver a los números de antes de la crisis, con el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

En los meses estivales se han contabilizado 259 fallecidos en accidentes de tráfico, 34 más que en el mismo periodo del año anterior. El 76% de los cuales se produjeron en carreteras secundarias.

La DGT ha elaborado un anteproyecto de ley con el que pretende modificar la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial con medidas que afectarán al carnet por puntos y la severidad de las sanciones. El nuevo texto establece que hacer uso del teléfono móvil en la mano supondrá la detracción de seis puntos en lugar de los tres, como hasta ahora. Se equipara el uso del teléfono móvil al volante con otras conductas de riesgo como conducir en estado de embriaguez, bajo los efectos de las drogas o de manera temeraria.

El no hacer uso del cinturón de seguridad, el casco de moto o los sistemas de retención infantil supondrá una mayor pérdida de puntos –cuatro en lugar de tres–. , Quienes superen los 111 kilómetros/hora en vías secundarias, sujetas a la nueva limitación de 90 por hora, deberán pagar 300 euros y perderán dos puntos del carnet.

Los conductores que superen el curso de recuperación de puntos recibirán ocho créditos en lugar de los seis actuales, y dos puntos más para aquellos que participen de un curso de conducción segura.

Tráfico estudia un proyecto de orden ministerial que actualiza la regulación de los cursos de sensibilización y reeducación vial para los titulares de un permiso de conducción que entrará en vigor el 1 de julio de 2019, y con el que dota a los cursos de un contenido más práctico y participativo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + once =