Lapida de la sepultura familiar de Alberto Ruiz Gallardón, situada en el "cuartel del rencor", donde se pueden leer mas de 30 epitafios que llaman al odio. Esto podría explica porque no quiso cumplir la Ley de MH en su mandato como Alcalde.

Hoy daremos un salto cronológico en nuestra peculiar ruta por la historia y la de los moradores de nuestras Necrópolis, porque a veces es preciso traer a la actualidad historias  “mal enterrados”. Los cementerios que algunos sectores denominan “campos santos” también pueden ser “campos de rencor”

Recordar para no repetir errores, reconocer los errores y enmendarlos cerrando el duelo de las familias que no tienen ni dónde poner flores a sus seres queridos. Los cementerios deben ser “recintos de Paz”.

El pasado día 29, la Asociación Cementerios hemos presentado al Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, un informe ampliando datos y motivos a la propuesta que ya les presentamos el año pasado. En esta ocasión hemos añadido datos muy significativos sobre el destino final de las víctimas de la Guerra Civil. Una guerra en la que todos perdimos. Pero algunos perdieron hasta su nombre.

En este informe presentamos los resultados de un estudio realizado sobre más de 4.000 víctimas del franquismo en Madrid (3.752 varones y 256 mujeres). Personas fusiladas, o muertas en cárceles, hospitales o en otros lugares de Madrid. Incluso sobre esos niños y bebes de los que ya nunca se supo ¿niños robados?

Aunque aún nos faltan datos, tenemos la certeza de que 2.775 fueron enterrados en la Necrópolis del Este. Pero el dato más importante para basar nuestra propuesta es que de ellos, tan solo cuentan con una lapida 438 personas, el resto 2.337 desaparecieron en el Osario General. Una fosa común, que en época del franquismo desapareció para siempre.

Mientras las víctimas del bando ganador reposan en monumentos o sepulturas con inscripciones que incitan al odio, donde sus familias los homenajean con honores, existen al menos 2.337 cuerpos que no fueron reclamados por sus familias. Los “ganadores” contaban con dinero, honor y gloria, los “perdedores” no reclamaron los cuerpos de los suyos, bien por desconocimiento de la situación, por su precaria economía (en la mayoría de los casos el familiar fusilado era que sustentaba a la familia) o por el miedo a las posibles represalias al reclamar “al rojo”.

También hemos querido apoyar nuestras propuestas en las repercusiones psicológicas que implican un duelo sin cerrar. Por ello hemos añadido un amplio informe realizado por Irene Silva, Doctora en psicología y reconocida experta en duelos.

Nuestras propuestas están basadas en:

. Memoria histórica. Planteamiento sociocultural.

. Duelo sin cerrar. Planteamiento psicológico.

. Buscando “la Paz eterna”. Planteamientos de tolerancia

. Obligación legal y moral. Planteamientos legales

Se concretan en:

. Monumento a todos los caídos de la guerra civil española “Jardín del Silencio”

. Monumento a los que no tienen su nombre en ninguna lapida.

. Eliminación de símbolos franquistas en los cementerios.

. Recuperación del nombre original del ahora llamado cementerio de la Almudena:    Necrópolis del Este.

. Acondicionamiento del Cementerio Civil de Madrid

. Declaración de la Necrópolis del Este como BIC

. Museo de la Memoria.

El informe completo así como las propuestas se pueden leer en el blog de la Asociación Cementerios

“En la guerra no gana nadie, pierden todos. Y si la guerra es civil, la pérdida es más fuerte que la de cualquier otra guerra”.- Miguel Delibes

NO PODREMOS RECUPERAR SUS RESTOS, SUS NOMBRES SÍ

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − seis =