Mientras sus señorías cobran a lo grande, sin moverse de lujosos despachos, o viajan en primera clase a lugares exóticos con cargo a…

Nosotros, el pueblo llano, el que ha trabajado y cotizado toda la vida sin exigir nada,  llegamos a la edad madura y,  necesitamos ayuda para salir adelante pero, el milagro  no llega. Nuestra capacidad económica se ve  deteriorada de forma alarmante. El día a día es caro, cuesta vivir de forma decente, cual corresponde a todos los seres humanos.

No te puedes permitir ningún desmán, tu pensión no alcanza para lo imprescindible.

No tienes posibilidad de moverte, salir de la rutina. Ni comprar aquella pieza de abrigo que tal vez necesitas pero, esperas las rebajas.

Confías en una subida de pensiones, que, año tras año es escasa, no alcanza la subida del coste de la vida por sencilla que sea.

“La economía global no puede soportar más desmanes” argumentan los potentados políticos que nunca se aplican el cuento. Averigüen lo que ganan. Nunca, por años que vivamos, lo tendremos al alcance. Algunos no cobramos en un año lo que ellos consiguen en una mensualidad. ¿Es licito?

Nuestra sociedad ha envejecido, somos demasiados los que llegamos a viejos.

¿Qué ocurre con las mujeres? Hablan de Democracia pero no conocen el sentido de la palabra. Es preciso organizar Convenciones para aclarar. ¿Por qué por un mismo trabajo cobran mucho menos que los hombre, teniendo misma preparación-responsabilidad? Luego, sus Pensiones son más bajas.

¿I con los jóvenes?  No tienen trabajo y, si no cotizan, no tendrán siquiera derecho a cobrar una pensión. Triste realidad. Temible futuro.

Ayer día 25,  llegó la mensualidad-pensión correspondiente a enero 2018 y, ¿saben? Cobraré 3’31 euros mensuales más que el año pasado.

Subida que no corresponde al coste real que supone vivir hoy. No alcanza siquiera para una entrada al cine, del día más económico, el del espectador,  el miércoles: 4’80 euros.

Somos mayores, no necesitamos tantas cosas como cuando éramos jóvenes pero SÍ urge sentirnos arropados, saber que, si necesitamos ayuda la tendremos. Tal vez alguien que nos acompañe, una Residencia que nos acoja….Vean las mensualidades, inalcanzables para la mayoría. Las públicas son insuficientes.

Conste que lo digo pensando en todas las personas que hemos superado los ochenta años. Cada día tenemos menos posibilidades, menos capacidad para movernos. Yo tengo familia pero, ¿qué ocurre con aquellos que no la tienen cerca?

Nos queda gratis el placer de salir a pasear, a charlar con los amigos, pocos, dado que muchos ya no están. Recuerdo a mi tío Carlos, hombre sabio.  Decía que no le importaba envejecer, que lo preocupante era quedarse sin amigos…

Miserables políticos que especulan con nuestras vidas y esperanzas tras ofrecerles  nuestro legado laboral, nuestra aportación. Ellos sí están bien protegidos, su “trabajo” merece mejores cuantías a por vida y, No, debería ser así.

No olviden que, según la Carta de DH: “Todos somos iguales, mismos Derechos, mismos Deberes.

Deberían saber y nosotros exigirles, que hacer política es un servicio al país, NO un Oficio a por vida. Que este servicio tiene caducidad, no debería exceder los 8 años, pasados los cuales, deben incorporarse a su labor profesional. Se acabarían sus prebendas, hasta hoy a destajo, mientras vivan.

No estoy deprimida, simplemente razono en voz alta, y, lo escribo. No creo que lo que he escrito sea únicamente mi situación. Es la de muchos que no lo dicen pero, lo piensan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Si le han subido 3,35 es que tiene usted una pensión de unos 18.000,- euros que no digo si es suficiente o no, pero si digo que piodr´ñia iusted tener más vergüenza porque laguienm le está pagando desde hace casi 20 años 360.000,- euros a cambio de nadaSus artículos , usted no ha hecho nada y algunos le han pagado esa formidable cantidad de dinero más la atención de médicos y seguridad social que ha tenido todos estos años sin cotizar. Hay muchos jóvenes que se tienen que levantar a las 6 de la mañana para ir a trabajar, pagarle a usted sus 18.000 por hacer calceta, cuando ellos no llegan a ess cantidad que usted cobra sin hacer nada. Sus artículos desprenden una falta de objetividad muy importante. Debe usted dar las gracias a los jóvenes en lugar de queharse ¡20 años cobrando 18.000 euros por hacer nada y encima protesta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 6 =