Mireia Boya, exdiputada de la CUP está declarando ante el Tribunal Supremo está mañana. En rueda de prensa ofrecida el pasado lunes afirmó que “si la encarcelaban por el proceso soberanista, sólo saldría cuando haya una República catalana”.

La citación de Mireia Boya ante el Supremo se entiende dentro de la ampliación del auto del pasado 22 de diciembre por parte del magistrado Llarena con la inclusión de otras seis personas, lo que amplía a 28 las personas imputadas en la causa. Están acusadas de los delitos de rebelión, sedición y malversación por su participación “especial y destacada” en el proceso independentista.

El magistrado Llarena tomó la decisión de llamarles a declarar tras conocer el informe de la Guardia Civil en el que se señala que todos ellos habrían formado parte del Comité Estratégico para declarar unilateralmente la independencia de Catalunya.

El informe se titula “Enfocats”, y era la hoja de ruta para la creación de un nuevo Estado, incautado en el domicilio de Josep María Jové, número dos del exvicepresidente Oriol Junqueras. También se le requisó una agenda, conocida como la ‘Moleskine’, en la que había apuntes manuscritos sobre el proceso independentista.

El juez Llarena, según explicó en su exposición razonada en el auto, amplió la investigación contra estos políticos porque tuvo en cuenta también una serie de elementos que “pudieran corroborar lo que en este documento se recoge“.

En dicho Comité Estratégico se encontraban estos seis investigados junto a otros imputados en la causa como el president cesado Carles Puigdemont, el exvicepresident Oriol Junqueras; el expresidente de la ANC Jordi Sànchez; el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y el exmiembro de la Mesa Lluís Corominas.

El próximo lunes 19 de febrero será el turno de Marta Pascal y de la número dos en la lista de ERC, Marta Rovira; el 20 están citados Artur Mas y la expresidenta de la Associación de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras y el turno lo cerrará Anna Gabriel el día 21. Precisamente Gabriel tenía que declarar hoy junto a Mireia Boya, pero pidió un cambio de fecha.

Los abogados de la defensa de Mireia Boya y de su compañera de formación Anna Gabriel han pedido al Supremo que los Mossos d’Esquadra o la Ertzaintza elaboren un informe sobre “la despedida de miembros de la Guardia Civil y Policía Nacional desplazados a Catalunya bajo gritos de ‘¡A por ellos’ a efectos de neutralidad

La diligencia resulta necesaria a efectos de confirmar la neutralidad necesaria de los funcionarios públicos en su actuación el día 1-O, más cuando se trata del cuerpo policial que tiene atribuida las funciones de policía judicial en el presente expediente“, ha informado la CUP en un comunicado.

La CUP ha incluido en la petición enlaces de vídeos con la despedida ciudadana a los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional celebrada en Huelva, así como otros cinco vídeos de las instalaciones policiales en Cádiz, Huelva, Guadalajara y Córdoba.

La CUP también ha pedido que se contemple como testigo en el caso por el proceso independentista al director general del Servei Català de la Salut de la Generalitat, David Elvira, para que aporte información sobre la “falsedad de las cifras sobre ciudadanos lesionados durante la celebración del referéndum del 1-O y sobre las posibles incidencias relativas a partes médicos”.

A apoyar a Boya han acudido los diputados del Parlament Maria Sirvent, Natàlia Sànchez, Vidal Aragonés, los exdiputados Gabriela Serra y Albert Botran, la concejal de Barcelona Eulàlia Reguant y el concejal de Vic Joan Coma. También por Junts per Catalunya, las diputadas del Parlament Anna Geli y Aurora Madaula. De ERC la han apoyado a las puertas del supremo, Jenn Díaz, Rubén Wagensberg, David Rodríguez y Anna Caula. Por parte de Demòcrates ha acudido el diputado Antoni Castellà.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =