A primeros de año el responsable de Honda para Fórmula 1 se las prometía muy felices. Albergaba la esperanza de que el motor de este año estaría cerca de ofrecer 900 caballos de potencia, Mercedes estaría ya cerca de mil, y que podrían estar en la parte alta de la cabeza si el chasis de McLaren era bueno. Fiasco total. Ahora el problema se encuentra en el depósito de lubricante.

es necesario rediseñar todo el motor por motivo de ese fallo en el depósito de lubricante

Según Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda en el mundial, explica que es necesario rediseñar todo el motor por motivo de ese fallo en el depósito de lubricante. No es, por tanto, un problema de funcionamiento, algo normal a estas alturas de la pretemporada, sino de diseño del mismo. Hasegawa aseguraba días antes de la presentación del monoplaza que había existido un cambio radical en el concepto del motor. Eso conlleva ciertos problemas de funcionamiento pero estaba convencido de entregar la máxima potencia a mediados de temporada. Va a ser que no.

Rumores de cambio a Renault

Rediseñar todo el motor puede llevar, siendo optimistas, un mes como poco. Este año se puede modificar a libertad el motor durante toda la temporada, desaparecen los tokens, pero hacerlo en estos momentos, reconociendo un fallo de diseño, compromete toda la temporada. No sólo a nivel motor, sino a nivel chasis. En Woking han estado trabajando con un simulador con los datos de referencia que les había entregado Honda. Por tanto, todas estas vueltas que están dando en Montmeló estos días sirven, pero no dan una muestra real de las prestaciones del chasis en sí.

Como destaca El Confidencial, durante estos días se ha filtrado que McLaren ha hablado con Renault para un posible cambio de propulsor. Todo parece que es más una fórmula de presión frente a Honda que una posibilidad real. Aunque en Fórmula 1 todo es posible. ¿Están hartos de los motoristas japoneses en la escudería británica? Todo parece indicar que sí. Les han transmitido todos los datos necesarios para que la unidad de potencia pudiese encajar en el chasis y han vuelto a fallar.

De momento, los McLaren seguirán dando vueltas con la cafetera de Honda en la mínima expresión de su potencia para no romperlas. Malos y delicados han salido los propulsores japoneses. Por tanto, queda esperar a los siguientes tests que se realizarán en Montmeló para saber si Honda, por fin, arregla los problemas o McLaren decide cambiar de propulsor. Incluso el coche de los hermanos Macana iba a todo su potencial.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 1 =