La primera ministra británica ha incumplido su compromiso de dimitir en caso de perder 10 escaños. Mucho más ha dejado Theresa May en el camino con estas elecciones que ella mismas convocó convencida de que le iban a beneficiar electoralmente.

La “premier” ha anunciado que formará un Gobierno con el apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte para garantizar la “certeza” tras perder la mayoría en el Parlamento británico. Tras anunciar su decisión a la Reina en el Palacio de Buckingham, en un encuentro que duró apenas 15 minutos, May compareció brevemente ante los medios para anunciar sus planes y reiterar su compromiso de “salir de la Unión Europea”.

“Lo que más necesita ahora el país es certidumbre y sólo los conservadores y los unionistas seremos capaces de garantizarla”, dijo, en respuesta a las peticiones de dimisión formuladas por el líder del Partido Laboristas, Jeremy Corbyn, por el liberal-demócrata Tim Farron e incluso por destacados miembros de su propio partido, confirman los medios británicos.

May mantendrá en sus puestos a los principales ministros de su gabinete, entre ellos Boris Johnson y Amber Rudd, que seguirán al frente de las carteras de Exteriores e Interior, respectivamente, según ha confirmado Downing Street, tras los resultados electorales que le han dado a los conservadores una victoria más ajustada de la esperada.

Además de Johnson y Rudd, la líder conservadora mantendrá también en sus posiciones al titular de Economía, Philip Hammond, el de Defensa, Michael Fallon, y al ministro para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) o ‘brexit‘, David Davis.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 20 =