Máxima tensión en la sesión de tarde en el pleno de debate de la moción de censura a Cristina Cifuentes planteada por Podemos, en la Asamblea de Madrid.

El Partido Popular ha abandonado el pleno hace escasos minutos ante los insultos de Podemos. Cifuentes declara en los pasillos que “debatan todo lo que quieran, pero insultos ninguno”. Esta retirada ha sucedido después de que el secretario general de Podemos Madrid, Ramón Espinar dijera al portavoz del PP, que “pasado de robar a regenerar”. Al no retirar estas palabras, el Partido Popular se ha marchado de la Cámara,  aunque volverán para las votaciones.

Pareciera un debate interminable, en el que a lo largo de esta jornada sin precedentes en la Comunidad de Madrid, al ser la segunda moción interpuesta en la historia de la  Asamblea madrileña, después de la que protagonizó Alberto Ruiz-Gallardón (PP) contra el entonces presidente Joaquín Leguina (PSOE) en 1989,  pero con un escenario completamente diferente, y con un Reglamento distinto en aplicación del orden de intervención de los Consejeros, que hoy arropan a su líder mediático en el Hemiciclo, la presidenta Cristina Cifuentes (PP).

Desde el principio se sabía que esta moción de censura a Cifuentes no iba a prosperar, al no alcanzar la mayoría absoluta previamente necesaria, y una alternativa política sólida  para nombrar un nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, como efecto resultante. Podemos se lanzó a la aventura de la censura con su candidata Lorena Ruiz-Huerta, con el respaldo político de Ramón Espinar en la Cámara, que intervino en este lance dialéctico. Pero los Consejeros de Cifuentes, también han intervenido, cual gladiadores políticos, defendiendo la gestión del Partido Popular en la Asamblea, en esta jornada que ha alcanzado momentos álgidos de máximo enfrentamiento por cuestiones puramente técnicas.

La tensión prolongada se ha sobrevenido en bronca al iniciarse el debate de tarde a partir de las 15.30 horas, , con la discusión técnica sobre la intervención de los Consejeros de Cifuentes. La oposición política había aguantado estoicamente las intervenciones de Ángel Garrido, portavoz y consejero de Presidencia y Justicia, y de Engracia Hidalgo,  consejera de Economía, con la aquiescencia de la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrado. La gota que ha colmado la moción de censura, ha sido la intervención del consejero  González Taboada, que ha provocado que los miembros de la Mesa de la Asamblea en representación de los grupos de la oposición se hayan levantado, hartos de estos turnos mediáticos de los Consejeros del PP.

La  presidenta de la Mesa, Paloma Adrados, desechó una reunión solicitada por los grupos de la oposición, para protestar y poder aclarar la interpretación del Reglamento respecto a los turnos de intervención de los Consejeros, según ha explicado el vicepresidente socialista Modesto Nolla,  en los pasillos de la Cámara.

PSOE y Podemos rechazaron la interpretación del Reglamento efectuado por la presidenta de la Cámara, haciendo uso del artículo 113.6 de la norma, “concediendo la palabra a quien lo solicite”, -entendiéndose por otra parte, su aplicación, si no hubiera otra norma específica para tal debate-, lo cual, aparece en el capítulo que regula la moción de censura, tal como ha explicitado la diputada socialista Pilar Sánchez Acera. Tanto la vicepresidenta de Podemos, Laura Díaz, como la socialista Sánchez, han sostenido que el proceso de moción de censura regulado del artículo 187 al 190 del Reglamento, excluye la aplicación del artículo 113.6,   en declaraciones en “canutazos” en los pasillos.

La defensa de Cristina Cifuentes, recordando la moción de censura al socialista Joaquín Leguina en 1989, amparándose en la intervención de cinco de sus Consejeros del PSOE, perdería “legitimidad política” al señalar Laura Díaz (Podemos) que “no estaba en vigor el Reglamento actual”.

Los Consejeros del Gobierno del equipo de Cifuentes han avalado los dos años de gestión en el Ejecutivo regional, desestimando el programa  alternativo de Podemos, definido por Ángel Garrido (PP), como una feria de las vanidades”.

Ciudadanos ha expresado una crítica  continúa a Podemos-PP identificándolos en “la misma fiesta”, situando esta moción de censura en “una pérdida de tiempo”, según ha declarado Ignacio Aguado, y Cesar Zafra en Twitter.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =