Matute y la defensa del débil

0

Cabecera-resenas_hijos

Lo mejor de una escritora única y singular en la literatura española del pasado siglo XX y comienzos de este XXI se condensa en esta excepcional novela galardonada con el Premio de la Crítica 1958 y el Premio Nacional de Literatura 1959. Desde Los hijos muertos ya nada fue igual en la carrera de Ana María Matute, aunque poco o nada tiene que ver su primera época literaria a la que pertenece esta obra con las últimas de la autora barcelonesa.

La guerra civil como escenario principal para un carrusel desatado de fariseísmo, con profusión de imágenes y metáforas repletas de hondura sobre un tema, el de la defensa a ultranza de los sentimientos más puros a través de la moral natural, que retrata a la perfección ese mundo mágico, siempre misterioso y en cambio tan cercano en nuestra historia más reciente.

La lucha de los personajes contra el orden establecido se mantiene como una constante que sirve a Matute para extender su perplejidad ante lo incomprensible de un conflicto que aún supura por una herida nunca cerrada. La autora de obras tan representativas de la literatura española como Pequeño teatro, Olvidado Rey Gudú o Paraíso inhabitado se resigna a una derrota sin paliativos en esta novela, la derrota que trae aparejada la sinrazón, la barbarie y el odio, reflejos de una humanidad tan real como inhumana.

autor-resumen-matute

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + Diez =