El detenido por planear matar a Pedro Sánchez ha reconocido en el interrogatorio que “era una fantasía estúpida”, provocada por la ingesta de alcohol.

Según su declaración oficial, Manuel Murillo, difundida hoy por Antena 3, el vigilante de seguridad, que guardaba un arsenal de armas en su vivienda, reconoció haber mandado los mensajes de WhatsApp en los que manifestaba su deseo de cometer el magnicidio, pero, a la vez, dijo que él era el primer sorprendido al leerlos. «Hasta yo me he quedado alucinado al leer todo lo que escribí. Es la primera vez que mando mensajes de este tipo, es decir, expresando mi voluntad de matar a Pedro Sánchez. Ese día estaba inspirado, pero ahora, al revisar los mensajes, veo que están mal. Me he quedado parado».

Sobre el motivo de haberlos enviado, declaró que quería impresionar a la representante de Vox que estaba en el grupo de WhatsApp. La misma que más tarde lo denunciara a los agentes. «Quería quedar de patriota» delante de ella, detalló, mientras añadía que no estaba en su voluntad real matar a Pedro Sánchez. «No tengo edad para participar en un alzamiento, por Dios. Era una fantasía estúpida provocada por la ingesta de alcohol», recoge la declaración. «Yo nunca había pensado en matar a Pedro Sánchez, ni a nadie. Se me iba ocurriendo según lo escribía, probablemente fruto del alcohol. Los leo y me doy cuenta que son tonterías, porque no tengo dinero para alquilarme un piso como para desarrollar un plan criminal. Vivo en un loft con mi madre enferma», dijo ante el juez.

 

MOSSOS

El informe elaborado por los Mossos d’Escuadra es bien diferente, en lo que a sus intenciones se refiere: Los agentes sostienen que iba a intentar asesinarle con uno de sus cuatro rifles de alta precisión para cazar venados. «Cuando me detuvieron iba a compañado de una amiga. En el maletero del coche llevaba una carabina y una pistola de aire comprimido que iba dentro de su caja. Reconozco que tengo un Cetme. Estaba inutilizado, pero soy inventor y bastante manitas y un día me propuse arreglarlo para que funcionara como un reto personal y lo hice. Fue hace unos seis o siete años. No pensé nunca que tuviera importancia», declaró el vigilante de seguridad.

Eso sí, los Mossos reconocen que Murillo estaba en «fase preliminar» seguridad del presidente del Gobierno nunca ha estado comprometida. De hecho, fue cuando pidió ayuda para conocer la agenda del presidente cuando su compañera de chat dio el paso de denunciarlo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl 75 por ciento de los jueces no cree que el Poder Judicial sea independiente
Artículo siguienteQue nadie nos robe la democracia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =