Si bien a nueve de cada diez españoles les gustaría comenzar a utilizar el móvil como forma de pago en los próximos tres años, lo cierto es que a día de hoy a más de la mitad (55 %) la seguridad de dichos pagos es su preocupación principal por la que no comienzan a utilizarlo. Así lo afirma el nuevo informe de Visa Pagos Digitales 2017 publicado en septiembre. A pesar de que el 77 % ya utilizamos nuestros teléfonos para controlar nuestras finanzas y de que más de la mitad de los datáfonos ya están adaptados al pago con NFC, el pago con móvil sigue resistiéndose a crecer.

Cómo perder el miedo a pagar con el móvil

Conocer las medidas de seguridad que las aplicaciones de carteras digitales y las entidades bancarias aplican para evitar sorpresas desagradables nos ayudará a confiar más en este nuevo método de pago, según nos explica el comparador de tarjetas HelpMyCash.com.

Por un lado, las empresas que cuentan con aplicaciones de carteras digitales (los proveedores de tarjetas, los bancos y las compañías de telefonía) trabajan continuamente en mejorar los procesos de seguridad del pago con móvil. Para empezar, cada vez que queremos realizar un pago con una cartera digital debemos o bien utilizar un código pin para acceder a la propia aplicación o bien usar la identificación biométrica. Además, una vez realizado el pago también deberemos volver a introducir el pin o identificarnos con la huella dactilar para que se apruebe, al igual que si pagásemos con una tarjeta bancaria.

Para más seguridad, las entidades bancarias ofrecen por ley en todas sus tarjetas un seguro de protección antifraude que limitará las pérdidas en caso de uso fraudulento tanto de la aplicación como del propio plástico.

Las entidades de carteras digitales también ofrecen un sistema de alertas para conocer al momento cuáles son los gastos que se están realizando con nuestras tarjetas. Además, muchas entidades están comenzando a utilizar algoritmos que analizan nuestros hábitos de consumo más comunes y que volverán a pedir el número pin u otra forma identificación si detectan algún gasto poco acorde con nosotros.

Finalmente, ante la posibilidad de que perdamos o nos roben el teléfono, es posible desvincular las tarjetas del móvil de manera remota, desde otro dispositivo con acceso a Internet o por teléfono, para que nadie pueda usar nuestras tarjetas o la aplicación a través de nuestro teléfono de manera fraudulenta.

Además, para un extra de seguridad, nosotros podremos cambiar el método de pago contactless para que nos pida introducir el pin en cualquier compra, incluso aunque sea de un importe menor de 20 euros. Así, en el improbable caso de que una persona pudiese pasar el código de seguridad de nuestro móvil y el de la aplicación de la cartera digital, no podrá realizar ninguna operación con ella.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 10 =