Comer en el colegio es garantía de una dieta sana y equilibrada. Puede que sus menús no gocen de gran popularidad entre los más pequeños, pero lo cierto es que la comida del centro escolar pasa por estrictos controles de calidad y salud en cualquier comunidad autónoma.

Profesionales de la salud, padres y madres, AMPAS y organizaciones nacionales e internacionales claman y vigilan que la comida que llega a los escolares sea equilibrada, sana y, si es posible, apetitosa. Y eso es algo ya generalizado en los colegios de toda España. Los controles de calidad son estrictos, probablemente mucho más exigentes que los que todos tenemos en nuestros propios hogares.

Tanto es así, que las propias comunidades autónomas han creado guías escolares específicas sobre la alimentación en los comedores. Éste es el caso, por ejemplo, de la de Euskadi o, entre otras muchas, la de la Comunidad de Madrid.

Los índices de obesidad en la población española han experimentado un fuerte incremento en las dos últimas décadas debido, entre otros factores, a los cambios sociales, laborales y de estilos de vida, que han derivado hacia hábitos alimentarios poco saludables y a un incremento del sedentarismo. En España la prevalencia de obesidad y sobrepeso en la infancia es elevada, entre los 5 y los 9 años un 15,38% presenta obesidad y un 21,43% sobrepeso, según se desprende de la Encuesta Nacional de Salud de España.

Entre los hábitos alimentarios actuales cabe destacar el aumento de comidas de alta densidad energética, fáciles de preparar y consumir, en detrimento de la llamada “dieta mediterránea”. Sin embargo, estos alimentos no forman parte de una menú de los colegios en España.

Todos estos cambios, junto con el extraordinario aumento del entretenimiento pasivo, han hecho que la obesidad alcance unas cotas preocupantes desde edades tempranas. En definitiva, la alimentación de las nuevas generaciones está alejándose de una dieta saludable y equilibrada y, por otra parte, se reducen las oportunidades de llevar una vida activa. Ante esa situación, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad y Consumo y el Centro de Investigación y Documentación Educativa del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, siguiendo los objetivos recogidos en la Ley Orgánica 2/2006 de Educación y en la estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, prevención de la Obesidad y Salud) ha puesto en marcha medidas para mejorar la alimentación de los menores, que pasa, por supuesto, por un estricto control de los menús en los comedores escolares.

Este programa se puso en marcha para la población escolar de educación primaria con el objetivo de prevenir la obesidad infantil y contó con la colaboración de las administraciones educativas y sanitarias de las Comunidades Autónomas. Para favorecer la adquisición de hábitos alimentarios saludables, el Programa Perseo se ha ido dotando de un material didáctico y de formación propio, entre el cual se encuentra la presente Guía de comedores escolares, con el objetivo de apoyar y sensibilizar en este empeño a toda la comunidad educativa.

Una de las acciones de fomento de los hábitos alimentarios saludables se desarrolla con el Servicio de Asesoramiento Nutricional del Menú Escolar de la Comunidad de Madrid, que actualmente ofrece a 312 comedores de centros educativos y escuelas infantiles consejos y recomendaciones nutricionales a través de una aplicación informática disponible en www.madrid.org/menuescolar.

Mediante la aplicación, el Servicio de Nutrición de la Dirección General de Salud Pública traslada al centro educativo su valoración sobre la composición nutricional de la planilla semanal del menú escolar, con propuestas para favorecer que la comida sea variada y equilibrada y los platos servidos a lo largo de la semana combinen los principales grupos de alimentos (verduras, frutas, proteínas…).

La aplicación permite introducir la propuesta de menú que elabora cada centro y seguidamente los técnicos comprueban y supervisan la calidad nutricional de la comida. Los expertos emiten el informe “correcto” o “incorrecto”, enviándole un correo electrónico al centro educativo, junto con las sugerencias de modificación, si es preciso. Alrededor del 60% de los escolares madrileños realiza la comida principal del mediodía en el centro educativo, de ahí que la Comunidad de Madrid considere que el comedor escolar desempeña una función educativa y debe servir para fomentar una dieta variada y equilibrada e incrementar la diversidad gastronómica.

Por otro lado, la web www.madrid.org/menuescolar incluye información sobre alimentación infantil, alergias alimentarias o legislación y un espacio de consultas dirigidas al ciudadano mediante el correo electrónico.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorTres etarras piden el acercamiento a sus familias y Derechos Humanos se lo niega
Artículo siguienteEl hombre feminista que se solidariza con las mujeres maltratadas de Sol uniéndose a su huelga de hambre
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Buen artículo.
    Sólo una duda. Desconozco si se ha arreglaod el tema por que mi hijo hace un lustro que dejó la primaria. Pero cuando sufríamos el comedor escolar, cada vez que había pescado era rebozado y como él no puede comer huevo, le despachaban con una loncha de jamon york o un par de salchicha de franfurt.
    Llas alergias alimentarias son cada vez más frecuentes y hasta ahora, lejos de solución en comedores escolares, por lo que me cuentan.

    Saludos,

  2. Enhorabuena por el reportaje. En general está bastante controlada la alimentación en los comedores escolares, pero el problema viene en la alimentación que los niños y las niñas reciben en sus hogares. En unos casos por escasez de recursos económicos y en otros por falta de educación, hay muchos escolares que no están alimentados de forma adecuada. Es necesario que la Administración lleve a cabo acciones para que los escolares reciban una alimentación equilibrada que evite muchos problemas futuros. Al menos -qué triste- que nuestros gestores lo hagan por eliminar los gastos sanitarios que les va a suponer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =