La Alianza Española contra la Pobreza (de la que forma parte CCOO), la Red de Pobreza Cero y la Red de Coordinadoras Autonómicas de ONG para el Desarrollo han entregado hoy en el registro del Congreso “10 medidas contra la obscenidad”, que consideran cruciales para garantizar los derechos humanos en el mundo y reducir la creciente desigualdad. Estas organizaciones han exigido asimismo unos Presupuestos Generales del Estado que luchen contra la #DesigualdadObscena y han llamado a la ciudadanía a hacer presión a través de distintas acciones, entre ellas la recogida de firmas.

Con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, CCOO hace pública su preocupación por los datos de los informes sobre la pobreza en España, que muestran una situación grave, con apenas mejoras respecto a años anteriores, y con un alto porcentaje de población bajo el umbral de la pobreza. Aumenta también la brecha social: en los últimos cuatro años hay 58.000 nuevos ricos y 1,4 millones de pobres.

La Oficina Europea de Estadística (Eurostat), señalaba ayer mismo a España como uno de los países donde más ha aumentado la pobreza desde 2008 (el tercero, después de Grecia y Chipre). A pesar de que la pobreza en la UE ha descendido un 0,3% desde 2008, en España se ha producido un preocupante aumento del 4,1%, situando los datos oficiales europeos en el 22,3% el porcentaje de personas en riesgo de pobreza en nuestro país.

También los datos presentados por EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social) son alarmantes: cerca del 6,4% de la población española (más de 2,9 millones de personas) vive en pobreza severa, pues los ingresos en sus hogares, por unidad de consumo, son inferiores a 342€ al mes.

Para CCOO es muy preocupante el hecho de que ni tan siquiera el tener un trabajo remunerado implica en muchas ocasiones poder escapar de la pobreza. La existencia de trabajadores y trabajadoras pobres es una realidad que el sindicato ha denunciado en reiteradas ocasiones. Los datos del Informe de EAPN confirman la persistencia de este fenómeno: el 14% de las personas con empleo están por debajo del umbral de la pobreza y casi una tercera parte (32,6%) de la población pobre, en edad de trabajar, lo continúa siendo a pesar de tener un empleo remunerado. Además, los estudios evidencian que hay determinados perfiles y colectivos que son más susceptibles de caer en la pobreza y la exclusión social: la infancia, las familias monoparentales, las personas con baja cualificación o los pensionistas.

Para este sindicato, la pobreza y su perdurabilidad en el tiempo se han convertido en uno de los mayores dramas a los que se enfrenta la sociedad española, y es una manifestación no solo de la crisis, sino una consecuencia de los reiterados recortes sobre el Estado de Bienestar.

En opinión del sindicato, esta situación exige respuestas que han de pasar por la revalorización de salarios y pensiones, el desarrollo de un nuevo ámbito de protección que cubra las lagunas del sistema de protección social actual, como es la Prestación de Ingresos Mínimos y el refuerzo de la equidad, progresividad y suficiencia del sistema tributario español, de forma tal que contribuya al reparto de la riqueza y que permita el mantenimiento del Estado de Bienestar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 4 =