La Ciudad de México vivió un distanciamiento entre gobierno y ciudadanía, la derechización del gobierno lo alejó de los ciudadanos más politizados de México caracterizados por su afecto a los valores democráticos. Las diferencias son tan profundas que podemos ubicar en el rechazo al gobierno de Miguel Ángel Mancera una de las causas de la debacle del PRD.

Ante este proceso de derechización del PRD, Andrés Manuel López Obrador siendo su más destacado dirigente optó por la ruptura y decidió hacer de su movimiento político un Partido, naciendo así el Movimiento de Regeneración Nacional, este trance fue seguido por un reducido número de perredistas, la mayoría de los dirigentes supusieron el reencuentro llegados los tiempos políticos.

De entre los que optaron por secundar la iniciativa del Movimiento de Regeneración se encuentra Martí Batres como el único cabeza de corriente que decidió abandonar las filas perredistas para acompañar a López Obrador en lo que hasta entonces se pensaba sería su aislamiento político del que sólo saldría apoyado por el propio PRD.

Martí Batres siendo líder de lo que era la corriente Izquierda Social dejó su curul como diputado federal para convertirse en fundador de Morena, anteponer sus convicciones a los intereses de grupo y el hecho de ser el primer presidente nacional del naciente partido hoy lo convierten en el merecedor natural de la postulación a la principal posición política de la Ciudad.

Es el liderazgo más completo de la izquierda que hoy por hoy aspira a gobernar el tradicional bastión democrático de México, siendo un hombre nacido en la izquierda que ha alcanzado las posiciones más representativas dentro del PRD y hoy dentro del Movimiento de Regeneración Nacional, esa línea de congruencia se comprende lógica, pero pocos líderes cuentan con ella.

Hoy los gobiernos ante la inminencia del triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional en el país y con una avasallante ventaja en la Ciudad que ni PAN y PRD juntos revierten, tienen especial rechazo a la candidatura de Martí Batres porque saben que es el mejor exponente del obradorismo, por su programa y su estilo ¿Cuántos cargos ha tenido y no se le conoce ni sombra de fortuna?

Ha ocupado las más importantes posiciones de la Ciudad, presidió la Asamblea Legislativa, coordinó el grupo parlamentario del PRD en San Lázaro, presidió el PRD capitalino, fue responsable de la política social del gobierno del Distrito Federal sin ser cuestionado por malos manejos y siendo un político de acuerdos.

Por eso es curioso que se le trate de etiquetar como un personaje radical, la acusación en realidad envuelve el temor a la réplica de la política obradorista de honestidad y austeridad, dos premisas tan elementales, pero a la vez tan ausentes de la política tradicional, se puede hacer política sin necesidad de robar o engañar a nadie y esa experiencia es la que representa precisamente Martí Batres.

El manejo de las encuestadoras del régimen denota la intención de influir para evitar su candidatura, sin credibilidad frente a las tres décadas de trabajo político desde la izquierda y desde la Ciudad que lo convierten en el político más reconocido entre los capitalinos, el negativo que pretenden endilgarle en realidad es su fortaleza y es su identidad política con López Obrador.

Hace seis años la izquierda debió elegir a un perfil verdaderamente de izquierda como el de Batres Guadarrama y no haber postulado a un perfil desideologizado ahistórico para Jefe de Gobierno, el resultado es palpable al contrastar entre López Obrador y Mancera Espinoza, sin duda el primero ha sido el mejor Jefe de Gobierno y este último no sólo responsable de la debacle del PRD sino el desastre para la Ciudad.

Es deseable que Martí Batres sea producto del consenso porque una encuesta real y objetiva lo colocarían en una notoria ventaja por su trayectoria política, siempre desde la izquierda y desde la Ciudad de la mano de López Obrador, es un político que sin duda significaría el reencuentro entre los capitalinos y su gobierno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Gobierno de Venezuela convoca a elecciones
Artículo siguienteOnírica del procés
Académico; maestro en derecho por la UNAM; defensor de derechos humanos. Actualmente, activista del Movimiento de Regeneración Nacional. Hombre de izquierda con una militancia en el PRD, por el que fue diputado a la VI legislatura, electo por el distrito XXX de Coyoacán. Padre de dos hijos: Sahara de 6 años y Fidel de 2 años, casado con Sara Zuñiga.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 14 =