Susana Díaz insiste en hablar del qué antes que del quién, pero el quién es lo único que el PSOE tiene claro a día de hoy, porque para el qué aún nadie encuentra un discurso creíble y articulable, y eso que la gestora que dirige provisionalmente sine die los designios del futuro de un partido centenario seriamente herido como es el PSOE ha alargado hasta justo antes del verano la convocatoria de un congreso que ponga fin definitivamente a la interinidad que vive la formación desde la dimisión del ex secretario general Pedro Sánchez tras el bochornoso comité federal del 1 de octubre.

Mientras los acontecimientos se van sucediendo en Ferraz según la hoja de ruta perfectamente hilvanada desde el Sur por la baronesa Susana Díaz, el presidente de la gestora, Javier Fernández, llevará al próximo comité federal de enero la propuesta de convocar el tan reclamado congreso para los meses de mayo o junio.

Precisamente el 11 de junio del pasado 2015, Susana Díaz fue investida presidenta de la Junta de Andalucía 81 días después de ser la más votada en las elecciones autonómicas del 22 de marzo. La fecha prevista por la gestora para convocar el congreso coincide al cien por cien con los dos años de mandato de Díaz en Andalucía. Por tanto, en esas fechas la presidenta habrá superado el ecuador de su mandato y estará en condiciones de dar definitivamente el paso para acceder a la secretaría general del PSOE, sobre todo una vez que ha impulsado un importante paquete de medidas sociales que sirvan de escaparate a su gestión en Andalucía y otorgue la visibilidad necesaria para su candidatura al liderazgo del PSOE.

mario-jimenez-parlamento

 

Algo que también empieza a quedar meridianamente claro es que, en contra de lo que ha asegurado públicamente, Díaz no mantendrá al unísono dos cargos tan importantes como son la presidencia de la Junta de Andalucía y la secretaría general del PSOE. Es más que probable que Díaz se entregue por completo a recomponer las maltrechas filas socialistas, que siguen sin un discurso claro y convincente mientras la pérdida de votantes y militantes se cuentan por miles y miles desde hace ya varios años elecciones tras elecciones, incluso en Andalucía, donde las plataformas críticas a nivel nacional celebrarán en Sevilla un encuentro para reclamar un congreso extraordinario inmediato que venga precedido de un proceso de primarias, sistema que Díaz intentará abortar más pronto que tarde.

En caso de que la baronesa socialista andaluza reciba el respaldo mayoritario del PSOE en el congreso del próximo verano, el recambio para la Junta de Andalucía también está ya preparado y se solventará también vía congreso regional extraordinario, como el que tuvo lugar en 2013 para que José Antonio Griñán dejara paso a Susana Díaz como lideresa del PSOE andaluz. La persona elegida para este cometido no es otra que el onubense Mario Jiménez (Moguer, 1971), actual portavoz de la gestora y también portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía.

Jiménez, que hasta ser elegido portavoz de la gestora era un completo desconocido en la política nacional, ha sabido granjearse la confianza de Susana Díaz con el paso de los años, pese a que en un principio fue su claro adversario para suceder a Griñán cuando este decidió pasar el testigo tras ser imputado en el caso de los ERE fraudulentos.

La presidenta andaluza superará el ecuador de su mandato justo cuando se celebre el congreso del partido dentro de seis meses

La elección de Díaz en detrimento de Jiménez supuso en 2013 un severo correctivo para las aspiraciones y ambiciones del dirigente socialista onubense, un diplomado en Económicas según consta en la página oficial del PSOE que únicamente ha trabajado toda su vida laboral por y para el partido en distintas responsabilidades tanto municipales como provinciales y autonómicas.

Tanto fue el desencanto de Jiménez tras ser Susana Díaz la elegida para pilotar el influyente PSOE andaluz que decidió cambiar de aires en sus responsabilidades orgánicas de partido y aceptar un escaño en el Senado por designación del Parlamento andaluz.

No tardó mucho Susana Díaz en buscarle de nuevo un hueco en su equipo. Asumió entonces de nuevo la portavocía del grupo socialista en la Cámara andaluza, cargo que simultanea en la actualidad mientras dirige en la sombra los designios de la gestora en Ferraz. La gestión que está llevando a cabo en la gestora ha disipado por completo las dudas que pudiera albergar Díaz respecto a su idoneidad al frente del PSOE andaluz una vez que ella asuma la dirección socialista a nivel nacional.

Jiménez es a todas luces la sucesión natural de Susana Díaz en el determinante PSOE andaluz, sobre todo después de que la también sevillana y amiga íntima de la presidenta andaluza Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla, tuviese una ‘presentación’ a nivel nacional tan desafortunada cuando enarboló aquella ya famosa frase de “la única autoridad en el PSOE soy yo” a las puertas de Ferraz sin que pudiera acceder a las instalaciones.

Tanto Jiménez como Pérez o Díaz han tenido vidas completamente paralelas a nivel profesional. Sus carreras comenzaron en el partido cuando incluso todos ellos eran menores de edad, y así continúa siendo. Los tres han desarrollado su vida laboral única y exclusivamente en cargos orgánicos, desde las Juventudes Socialistas o concejalías locales hasta la actualidad. Una vida por y para el PSOE. “El PSOE es mucho PSOE”, repite como un mantra la presidenta andaluza entrevista tras entrevista. Le ha faltado añadir que el ‘aparato’ del PSOE también es mucho ‘aparato’. Por eso la militancia no es determinante para el PSOE que Díaz quiere levantar en un futuro. Y por eso la militancia sigue siendo tan beligerante con su estrategia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Lo encuentro logico, veran Chaves con un nivel del 30 coloca a Griñan con nivel 20 que a su vez coloca a Diaz Pacheco con nivel 10 que coloca a Jimenillo con nivel 5 , si van viendo como se desenvuelve la gestion politica en Andalucia veran lo acertado de lo comentado.

  2. Y donde va a ir Susana Diaz? a la SG del partido ya le puedo anticipar que la única manera de lograrla es a dedo, en unas primarias perderia por goleada. y si es designada a dedo al menos el 50% de los militantes nos daríamos de baja inmediata, de los poco más de 160.000 que quedan, porque desde el golpe de mano unos 30.000 ya se han dado de baja. La única posibilidad de subsistencia del partido es que halla unas primarias y seguidamente una purga de golpistas y traidores casados con la derecha.

  3. Yo sigo diciendo que unas primarias Pedro Sanchez trituraría a Susana Diaz, le puede sacar 20 o 30 puntos de ventaja tranquilamente. No me creo muy listo, pero hablo con mucha gente y es dificilísimo encontrar alguien que la apoye fuera de Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 − 4 =