La UGT ha entregado este viernes en Madrid los “Premios 8 de marzo” a María Salmerón, la sindicalista Mercedes Marín y al colectivo de Camareras de Hotel. Esta es la XXI ediciónd e un premio que reconoce la labor de mujeres que destacan en la lucha por la igualdad de género y las libertades.

Desde el sindicato han querido reconocer la lucha contra la violencia machista de la sevillana María Salmerón, una auxiliar de enfermería cuya historia se hizo pública al protagonizar varios actos de desobediencia a la Justicia al negarse a que su hija viese a su padre maltratador. No hay que olvidar que el padre había sido condenado a 21 meses de prisión por violencia de género.

Candido Méndez, secretario general de la UGT ha subrayado la acción de Salmerón “María nos ha venido a demostrar como cuestiones que en apariencia nos parecen muy claras a veces se retuercen. Junto a la corrupción económica que puede haber en España también hay una especie de corrupción moral cuando se producen esta especie de recovecos morales para torturar a una niña y para perseguir a una madre que solo quiere proteger a su hija”.

A principios de este mes de febrero, el Consejo de Ministros concedió de manera parcial el indulto a María Salmerón, tan solo un día antes de su ingreso en prisión. Desde UGT recalcan que esta es también una “victoria parcial”, pues la sevillana tendrá que pagar una multa de 2500 euros y realizar 40 días de trabajo a beneficio de la comunidad. Y está a la espera de que se celebren los otros dos juicios por faltas interpuestos por su ex pareja.

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Català, declaró sobre este caso que “los derechos de la menor están por encima de los del padre a que se cumpla el régimen de visitas”

IMG-20160304-WA0010

La galardonada ha denunciado que su ex marido “utilizó su trabajo para obligarle a cumplir el régimen de visitas en detrimento del horario de su hija”, ya que la jueza que llevó su caso no reconoció los maltratos. Así mismo, Salmerón ha aprovechado el premio para reclamar “quiero que se abra una investigación sobre por qué mi caso quedó archivado durante seis años en un cajón. Por qué al maltratador se le premia, no va a la cárcel y la que va a la cárcel soy yo”.

La otra premiada fue Mercedes Marín, enfermera que ejerció su actividad como matrona. Creó junto a otras compañeras la Asociación Andaluza de Matronas y participó en la creación de la Federación nacional de este gremio, formando parte de su junta directiva.Desde 2006 era secretaria de Igualdad, Mujer y Juventud de UGT Granada y, ya jubilada recibe esta distinción “por su actividad incansable para involuvrar a las mujeres en las tareas del sindicato y para desarrollar la Ley de Igualdad en las empresas”.

Finalmente, y de la mano de Cándido Méndez, recibieron el Premio 8 de Marzo las camareras de piso, afiliadas y delegadas de UGT que han formado parte de la campaña mundial de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabajo y Afines (UITA). Su premio pretende dignificar este colectivo, uno de los más castigados por la crisis económica.

“Su relato ha dado visibilidad a cerca de 100.000 trabajadoras porque son mujeres en su inmensa mayoría las que realizan este trabajo. Las camareras de piso son uno de los colectivos más importantes de las plantillas de los hoteles y son parte integral de la calidad de la oferta hotelera. Sin embargo, no se valora su trabajo y como en muchos empleos feminizados, se asocia a las labores que tracicionalmente hacen las mujeres”, afirma UGT.

La secretaria ejecutiva de Igualdad de la UGT, Almudena Fontecha, ha resumido en su intervención la situación actual de la mujer en España “Estamos a mitad de todo. Somos una mitad que sólo disfruta de la mitad aunque a veces hagamos el doble. La igualdad no puede ser la mitad”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + veinte =