María José Carrascosa, la abogada española condenada a catorce años de prisión en Estados Unidos acusada de desacato a la autoridad y secuestro de su hija, ha regresado a España tras haber pasado ocho años en una cárcel de Nueva Jersey (Estados Unidos). En su regreso a España, la abogada ha asegurado que lo que más desea es “abrazar a mi hija”.

La valenciana, que se encuentra en libertad condicional desde abril de 2015, ha sido recibida por su padre, José Carrascosa, en el aeropuerto de Manises (Valencia) donde ambos se han fundido en un emotivo abrazo de reencuentro. No obstante, lo que más ha anhelaba esta valenciana era reencontrarse con su hija Victoria, de 17 años, a la que no veía desde hacía 11 años. “Ahora solo quiero brazar a mi hija”, ha afirmado emocionada. Durante este tiempo, la menor ha vivido en España con sus abuelos y su tía.

El caso de Carrascosa es muy conocido en nuestro país. En enero de 2005, y tras divorciarse de su entonces marido Peter Innes, esta abogada valenciana decidió llevarse a su hija Victoria  -de 5 años- a España. Un año después, en 2006, Carrascosa regresó a Estados Unidos para acudir a una citación judicial. La española acusó a su ex marido de agresión y de intentar envenenarla y asesinarla. Por su parte, el juez le ordenó devolver a la niña a su padre en un plazo de diez días.

Carrascosa argumentó ante la Corte Superior de Nueva Jersey que la Audiencia Provincial de Valencia le había otorgado en julio de 2015 la custodia de su hija, retirándole a ésta el pasaporte para evitar que peda salir de España hasta que cumpla la mayoría de edad. Sin embargo, en 2006 el padre de la niña denunció a su ex mujer por secuestro y el juez Edward Torack, de un tribunal de Nueva Jersey, le concedió la custodia al padre de la niña.

Ante la imposibilidad de viajar a España y entregar a la menor a su padre, María José Carrascosa decidió esconderse en casa de unos amigos para evitar ser encarcelada por la Justicia. Finalmente fue detenida por la justicia norteamericana, en diciembre de 2006, acusada de desacato y secuestro de su propia hija. La abogada española había sido condenada a 14 años de cárcel.

Durante su encarcelamiento, los abogados de Carrascosa pidieron varias veces la libertad condicional de su clienta. Petición que fue rechazada por las autoridades judiciales de Nueva Jersey, al igual que la petición que en 2012 había presentado su ex marido Innes, el cual alegó que la española debía ser “liberada inmediatamente” porque estaba “enferma mentalmente”.

Ahora, después de ocho años y medio de lucha, en donde los padres de la abogada valenciana se han gastado un millón de euros en el proceso, María José Carrascosa regresa a España dos años y cuatro meses después de que las autoridades judiciales de Nueva Jersey le concedieran la libertad condicional en abril de 2015.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − siete =