El Valencia lleva tiempo a la deriva. Absolutamente desastrosa la planificación hecha en el equipo desde la llegada de Peter Lim, nuevo dueño y señor del conjunto che. No hay nada bueno en lo hecho por este multimillonario del que se dice que le gusta mucho el fútbol. Pero gustar no siempre es saber. Y Lim no tiene ni pajolera idea de los entresijos de un club de fútbol.

A su favor está en que los presidentes que le precedieron no lo hicieron mucho mejor. Especialmente calamitoso el paso de Juan Soler con sus aires de grandeza y ese nuevo estadio que se ha quedado en un solar.

Pero cuando Salvo vendió el club a Peter Lim en Valencia creció el entusiasmo y los días de partido suponían un rosario de pancartas animando al nuevo propietario. Que parecía llegar con ganas de rascarse la cartera y hacer del club uno de los grandes de Europa.

Se habló de grandes fichajes. Que ni llegaron, ni llegan y ni se les espera, dados los bandazos que desde las alturas del club se está viendo. Hace poco tiempo que contrataron a Mateu Alemany como nuevo director general. Es una persona que en el Mallorca demostró que sabe lo que se hace. Que en su nuevo cargo le dejen las manos libres para actuar aún está por ver.

De momento la primera señal no ha sido mala. Porque parece claro que era una decisión de Alemany la de relegar a Voro a su puesto habitual en el club y buscar un nuevo técnico, más fajado y con amplio historial.

El elegido es Marcelino Toral por quien llevan suspirando muchos años en Valencia. El técnico tenía ofertas de clubs importantes de Italia, pero ha preferido mantenerse en una Liga que conoce.

No sé lo que le han prometido, qué nombres se han puesto sobre la mesa como posibles nuevos fichajes ni las milongas que le puedan contar. Veremos sí de una vez por todas el Valencia recupera esa identidad que esta campaña ha ido arrastrando jornada tras jornada. Razones hay para dudar que la política del club vaya a cambiar. Marcelino, ¿la última víctima de las patrañas de Peter Lim en Valencia?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − catorce =