“Manzanares es una ciudad para vivir”

El alcalde de Manzanares (Ciudad Real), Julián Nieva, pone en valor la población manchega como eje de generación de empleo

1

No es sólo esa ciudad que se deja al lado cada vez que se recorre la carretera de Andalucía. Es un enclave industrial, logístico y agroalimentario de primer orden en Ciudad Real. “Al situarnos en los dos ejes de transporte principales (norte-sur, este-oeste), Manzanares tiene cada vez más una gran importancia logística” afirma el alcalde la de localidad. Precisamente es el alcalde de Manzanares quien nos cuenta todo lo que posee la ciudad manchega.

Julián Nieva alcanzó la alcaldía durante las últimas elecciones municipales, recuperándola para el PSOE tras cuatros años de gobierno del PP (coincidiendo con “recorta, recorta” Cospedal). Manzanares posee museos, estación de tren, una comunicación viaria privilegiada, buena gastronomía, industria, parques con pavos reales o ánades y, cómo no, Queso manchego. Mucho queso manchego. Pero si del algo está orgulloso el alcalde Nieva es que todo lo bueno que tiene la ciudad se ha conseguido “desde lo público” y para la ciudadanía.

Hablar con Julián Nieva es sencillo. Aunque constantes llamadas que requieren su atención durante la entrevista, también es el vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real. Hay que agradecerle que haya podido hacer un hueco a Diario 16 en su agenda. Estos días en Manzanares se celebran los Sabores del Quijote. Impresionante muestra de recetas con queso manchego. Desde una “Pasión de frutos rojos, fundido con mousse de queso manchego, sobre base crujiente bañada con destellos de arándano y coronada con una lámina de chocolate blanco” hasta un delicioso “Pastel de carne Wellington con corazón manchego y crujiente”.


 

¿Sólo de queso vive Manzanares?

JN-. Manzanares posee una fuerte diversidad económica. Tenemos industria (Exide Technologies, SMS System, Aluminios Cortizo), economía agropecuaria, textil y servicios derivados de todo ello (Mercomancha). Además, nos vamos convirtiendo en una ciudad con una potente fuerza logística gracias a nuestro enclave central en los dos ejes vertebrales de España. Incluso, en el ámbito del vino tenemos cinco potentes industrias vinícolas de la Denominación de Origen La Mancha. Pero el Queso es fundamental en La Mancha y en Manzanares. De hecho poseemos un museo del Queso Manchego que mezcla cultura y gastronomía.

 

Es curioso que empresas tan importantes como Miguel Bellido y Tostfrit sean de Manzanares y pase desapercibido para el gran público.

JN-. Tenemos la suerte de que estas grandes empresas estén instaladas y proporcionen riqueza a nuestra ciudad. Pero también tenemos a lácteos Cuquerella y otras empresas dedicadas a lo agroalimentario. Todo ello nos permite tener una tasa de desempleo muy asumible y por debajo de la media de otros lugares. Además, esa diversidad económica genera que tengamos un polígono industrial muy dinámico y vivo.

 

Paseando he observado que hay una población muy joven con respecto a otros municipios. Esa viveza del polígono ¿ayuda a esa tendencia poblacional?

JN-. Creo que en Manzanares tenemos una población similar a otras ciudades. Muchas de las personas que trabajan en el polígono son de pueblos cercanos de la comarca. Pero sí es verdad que no hemos sufrido un proceso de envejecimiento de nuestra población. Aquí los jóvenes se pueden quedar a vivir gracias al dinamismo económico que tenemos. Además, desde el ayuntamiento deseamos potenciar aún más el tejido económico de la ciudad. Estamos creando una ciudad para vivir.

Manzanares tiene una población de algo más de 18.000 habitantes pero cuenta, no sólo con industria, sino con grandes supermercados, tiendas de moda reconocidas, una oferta cultural amplia e, incluso, una semana de Jornadas Histórico Medievales. Julián Nieva nos confirma además que, con el impulso de la corporación municipal, se potencia el tejido asociativo y “no hay fin de semana que no tengamos algún evento cultural”. Una vez cotejada la programación cultural, sorprende que puede llegar a haber más actividades culturales que muchas ciudades metropolitanas de Madrid o Barcelona.

José Manuel Caballero y Julián Nieva durante Sabores del Quijote.

 

¿Qué tal las relaciones con la Diputación y con la Junta de Castilla La Mancha?

JN-. Personalmente soy muy amigo de José Manuel Caballero (presidente de la Diputación de Ciudad real) y de Emiliano García Page. Pero a nivel institucional nos han ayudado mucho. Las jornadas Sabores del Quijote son sólo una muestra del apoyo que se ofrece al producto manchego. Además, se está trabajando en unas Políticas Activas de Empleo innovadoras y que permitan que la población se quede en la región. Y con la Junta nada más que dar gracias a los Consejeros y directores porque en mi mandato (desde 2015) han venido todos a visitar la ciudad. Es más gracias a ellos (Junta de CLM) vamos a poder poner a pleno rendimiento el colegio Divina Pastora que estuvo paralizado los cuatro años de Cospedal, que no quiso saber nada.

 

Y ¿lo cultural?

JN-. Manzanares posee rutas guiadas y muchas más cosas a parte del queso. Tenemos el magnífico Castillo de Pilas Bonas, la Iglesias de Nuestra Señora de la Asunción (con una portada de gótico plateresco impresionante), numerosas Casas Solariegas y un casco antiguo restaurado, al que hemos eliminado todas las barreras arquitectónicas, para pasear. Pero además poseemos el Museo del diseñador Manuel Piña (donde se puede disfrutar de numerosos diseños) o numerosas exposiciones ambulantes de pintura o escultura. Todo ello con un fuerte apoyo desde lo público.

De hecho estamos a punto de terminar la restauración de un Molino del siglo XVI con la utilización de la misma maquinaria de la época, el cual pasará a pleno funcionamiento y a ser lugar de visita turística.

 

Es curioso que toda la entrevista usted reitera que Manzanares es un ciudad, cuando para alguien de Madrid el tamaño le induce a llamarlo pueblo. ¿Por qué esta diferencia?

JN-. Por tamaño y comparado con las magnitudes de las grandes concentraciones urbanas podría ser. Pero Manzanares tiene una mentalidad y una idiosincrasia que le hace alejarse del prototipo de pueblo (Pensando que Cervantes llamó “poblachón manchego” a Madrid, buena es la acotación del alcalde). La mentalidad de la población, el deseo de cultura, de actividades lúdicas, la forma de vivir y de comportarse nos separa del prototipo de pueblo. Desde el Gran Teatro pasando por el Hospital, todo en la ciudad se configura para ser eso una ciudad.

El alcalde tiene una reunión y debemos dejar la conversación. Le pedimos que diga por qué habría que venir a Manzanares un fin de semana o por qué las personas que pasan por la carretera de Andalucía sin prestar mucha más atención deberían parar. Nieva nos contesta que por la fuerte presencia cultural y de patrimonio artístico arquitectónico. Y también para disfrutar de los manjares que ofrecen distintos establecimientos de la ciudad. Y el redactor de Diario 16 marcha hacia una excelente cata de quesos, que no siempre el trabajo es pesado.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 1 =