Mano dura de la Seguridad Social contra las bajas médicas fraudulentas, que suponen un coste del 10% (7.586 millones de euros ) del presupuesto del organismo. El ministerio de Trabajo que dirige Magdalena Valerio va a desplegar un conjunto de acciones en el último trimestre de 2018 dentro del nuevo Plan de Intensificación de Actuaciones de control médico de las situaciones de incapacidad temporal, con un coste previsto de 312.142,56 euros.

la veracidad de las situaciones de incapacidad temporal, y el correspondiente pago de prestaciones, están médicamente justificadas

Las inspecciones se centrarán en las bajas de menos de 345 días de duración, y comprobará la veracidad de las situaciones de incapacidad temporal, y el correspondiente pago de prestaciones, están médicamente justificadas teniendo en cuenta la concreta actividad laboral del trabajador.

La directora general del INSS, Gloria Redondo, en la presentación del Plan a los representantes de las Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social ha afirmado que “el principio de solidaridad de nuestra Seguridad Social se fortalece cuando el ciudadano percibe las prestaciones que le corresponden y no percibe aquellas que no le corresponden. Por eso es importante reforzar la eficiencia del sistema, que es hacia lo que van encaminadas estas actuaciones”.

Durante el último trimestre de este año, se van a realizar 64.000 controles médicos de procesos de incapacidad temporal que se suman a los que ya se vienen realizando. Estas actuaciones que se ponen en marcha suponen un crecimiento de un 25%. Para ello, los 267 inspectores médicos que participan voluntariamente en el plan van a ampliar cuatros horas su jornada laboral.

2012 2017
INCIDENCIA 20,62 24,39
PREVALENCIA 31,88 35,08
DURACIÓN MEDIA 37,88 39,48

 

El plan prevé un ahorro de más de 33 millones de euros

El coste previsto del plan es de 312.142,56 euros, mientras que el ahorro en prestaciones podría llegar a superar los 33 millones de euros.   El Plan responde a la necesidad de reforzar las actuaciones frente al incremento que desde 2012 ha experimentado tanto el número de nuevos procesos de incapacidad temporal por cada mil afiliados a la Seguridad Social (incidencia) y como de procesos abiertos por cada mil trabajadores (prevalencia), y la duración media de estos procesos. Este incremento se ha visto reflejado en un gasto que crece más de un 10% al año desde 2013 y que en 2017 llegó a los 7.586 millones de euros. En 2018, hay presupuestados para este fin 7.979,72 millones. El INSS aplicará tecnología informática de última generación para preseleccionar los procesos que deben ser objeto de control médico.

 

Derechos y deberes

La incapacidad temporal es un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador está imposibilitado temporalmente para trabajar por enfermedad común o accidente no laboral, enfermedad profesional o accidente de trabajo y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social. En la actualidad, hay 18.145.243 trabajadores protegidos por contingencias comunes, de los cuales 13.957.927 están cubiertos por las mutuas, 4.151.090 por el INSS y 36.226 por el Instituto Social de la Marina.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − diecinueve =