El género de comedia produce dos tipos, la comedia popular emparentada con el costumbrismo y el sainete y la comedia sofisticada que se produce durante la década de los cuarenta, aunque evoluciona en los años cincuenta. Su persistencia se debe a unos directores especializados en temas procedentes del teatro o la novela.

El barcelonés Gonzalo Delgrás (1.897-1.984) fue uno de los directores que intentó otro tipo de cine, pero supo adaptarse a las conveniencias del régimen. Su cine presentaba una España distinta y moderna, un cine que no disimulaba la influencia norteamericana de comedias despreocupadas llamadas screwball comedy (comedias locas). Las comedias también tienen un sello parecido al cine italiano de teléfonos blancos, incluso encuentra una pareja de actores que repetirán en sus trabajos hasta convertirlos en la pareja de moda del cine español de los cuarenta. Josita Hernán y Rafael Durán comenzaron en La tonta del bote (1.939), después vendrían comedias como Muñequilla (1.940) y El 13.000 (1.941), ambas de Ramón Quadereny, en 1.947 volverían con Delgrás en Viaje de novios. Las comedias cuentan historias alejadas de la realidad en la que vivían la mayoría de los españoles, los temas y la estética eran lo opuesto a las historias del mundo rural y de las comedias andaluzas. Delgrás fue uno de los creadores de la comedia elegante, donde las historias terminaban a gusto del público.

Un buen ejemplo es La condesa María, obra basada en una novela de Juan Ignacio Luca de Tena. Es la historia de una familia aristocrática que ha perdido un hijo en el frente ruso. El personaje, Luis Fernández del Olmo piloto de la División Azul que más tarde aparece por tratarse de un error. El conde había dejado embarazada a una novia secreta, la humilde modistilla Rosario Aladar, la joven madre al enterarse de su muerte reclama la herencia para su hijo y para conseguirlo finge que se habían casado antes que partiera para el frente. La condesa María acepta la situación y coge un gran afecto al nieto y a su madre, pero la condesa tiene un hermano Joaquín y dos sobrinos Manolo y Clotilde que esperaban ser los herederos. Los pretendientes a la fortuna investigan y descubren la farsa, aunque como personas cristianas perdonan y vuelve la felicidad a la familia. Cuando aparece el aviador se casa con Rosario y reconoce a su hijo. Esta misma obra tuvo una versión muda en 1.927 que fue dirigida por Benito Perojo con Rosario Pino y Jose Nieto como intérpretes. La nueva versión se traslada al tiempo de posguerra aprovechando todas las situaciones para lanzar el mensaje ideológico del momento. En una secuencia, la condesa pide a su sobrino que lea nuevamente la carta que desde el frente le habían mandado notificándole la muerte de su querido hijo. La carta dice entre otras cosas: “De darle cuenta de la gloriosa muerte de su hijo (…) que luchando contra “los sin Dios” en estas hinóspitas tierras como “antes en nuestra bendita España”, donde tantos laureles conquistó, cayó no sin antes haber derribado con su aparato a cuatro aparatos enemigos“. Sobre la cara de la protagonista unas sobreimpresiones con imágenes de la lucha entre aviones, mientras tanto se sigue oyendo la voz en off que termina la carta: “ha caído como un buen español, dando su vida por Dios y por España”. La o bra nos presenta una familia de la nobleza, con el vestuario de trajes y velos negros a la moda de aquellos años, en algunas secuencias los personajes femeninos conducen coches elegantes. El palacio está lujosamente decorado con alfombras, tapices, esculturas, cuadros y jardines de ambiente refinado. Inesperadamente aparece un personaje con sentido de policía que amablemente descifrará todo el equívoco.

Gonzalo Delgrás dirige también Un marido a precio fijo cuya trama es una “Fierecilla domada” basada en una obra de María Luisa Linares Becerra y guión de Margarita Robles, los principales intérpretes son: Rafael Durán y Lina Yegros. Tanto la historia como el film son un calco de una obra mítica de la comedia americana, Sucedió una noche (1.934), de Frank Capra. El film trata de Estrella Aguilar, hermosa joven y sobrina heredera de un millonario dedicado a la fabricación de betún, por este motivo la prensa del corazón le llaman “Princesita del betún sintético”. Estrella de carácter caprichoso y alocado deja a su novio para casarse en el extranjero por lo civil, pero el marido resulta ser un cazadotes que la deja llevándose el dinero y sin consumar el matrimonio. En el tren de regreso a Madrid se encuentra con Miguel Rivera un periodista que la sigue para conseguir un reportaje sobre la millonaria. El personaje se presenta como un mendigo ladrón y ella le propone que sea su “marido a precio fijo”, para no descubrir el fracaso de su matrimonio.

El periodista fue del agrado de su padrino y de todos sus amigos, al final los personajes comprenden que estaban enamorados y confirman sus sentimientos en un viaje que hacen a una cabaña en los Pirineos. Allí quedan bloqueados por la nieve y Miguel consigue vencer el carácter de Estrella. Debido a un accidente el joven cae enfermo y Estrella tiene que cuidarle, este acontecimiento la convierten en una mujer responsable, trabajadora y enamorada. Cuando acuerdan el pacto los personajes van al comedor del tren y Miguel dice a la alocada millonaria que tiene hambre.

– Estrella: En mi mundo no se tiene tanta hambre.

– Miguel se lo come todo y replica a Estrella que: En su mundo sí.

Los personajes llegan a la cabaña y dice Miguel mientras prepara un café:

– Miguel: Por esta vez lo prepararé yo, a pesar de que es obligación tuya, te he traido aquí para enseñarte muchas cosas, aprenderás a ser una mujer de tu casa. Los hombres que hemos hecho la guerra hemos aprendido a valernos por nosotros mismos

En otra secuencia de la película Miguel dice:

– Miguel: Mi brillante carrera la emprendí después de la Victoria.

Cuando Miguel llega a su casa, el criado le recuerda que fue su asistente en la guerra.

La película está llena de detalles como el que los personajes vayan a una fiesta a la Embajada, bailen vals, fox y una extravagante canción que bailan todos, el Tipolino. En la película utilizan el coche y el tren tiene un departamento de lujo con dos compartimentos. Hay damas elegantes y salones esmeradamente decorados, carreras en coche por Mallorca, banquetes, alajas y los personajes hablan por teléfonos blancos.

Luis Marquina activo realizador dirige en 1.942 dos películas Malvaloca y Vidas cruzadas. El tema de Vidas cruzadas corresponde a la alta comedia y sus personajes se mueven en un ambiente entre aristocrático y burgués. La élite social en la España de los cuarenta la forman dos grupos dintinguidos por su origen o por su capacidad financiera. Hay unas diferencias de posición entre ellos, pero la obra parece una premonición o una confirmación de la realidad, pero las diferencias sociales se arreglan por los intereses de ambos grupos y las discrepancias terminan en boda. Los intérpretes principales son: Ana Mariscal y Enrique Guitart.

El film cuenta una historia de amor entre la aristócrata arruinada Eugenia Castro Geril y el honrado financiero Enrique García-Mora. El orgulloso nuevo rico trata de conseguir a Eugenia sin preocuparse por el casamiento, pero la joven no quiere doblegarse. La nota discordante la pone el hermano de Eugenia, Manuel Castro Geril. El aristócrata es informal, jugador, tramposo, desvalido y calavera, Manolo roba 10.000 dólares de casa de Enrique y los pierde jugando a la ruleta. Eugenia quiere saldar la deuda y la honra de la familia, por este motivo se ofrecerse a Enrique para pagarle. La noble decisión enfrenta dos posiciones sociales, porque Enrique no quiere conseguirla de este modo. Eugenia intenta desaparecer para siempre una vez que cumple su acuerdo, pero al final hay un reencuentro entre ambos enamorados. Enrique pide a Eugenia que se case con él libremente y ella lo acepta. Manolo arrepentido de su alocada vida decide casarse con Guillermina una mujer piadosa, adinerada y cristiana.

De esta forma se solucionan unas diferencias de estructura social que parecían insalvables, el dinero presta su poder a la nobleza y la noblena eleva con su prestigio a la burguesía. La película ofrece una serie de diálogos en defensa de una y otra posición. Los millonarios hablan del fin de una aristocracia de raza y los nobles defienden su alcurnia, Enrique, el personaje millonario, habla con un familiar de Eugenia que dice:

– Noble: La aristocracia, aunque crítica entre sí, defiende siempre su prestigio de clase.

-Enrique: Yo no soy aristócrata, pero soy rico y… ¿no cree que Eugenia pueda preferirme a esa protección de los suyos pagada a costa de humillaciones tristes, otra situación más segura, más alegre?

– Noble: No lo creo, por muy caídos, por muy arruinados que estemos, siempre hay en la nobleza algo que es de derecho divino, cualidades morales que tienen un valor para nosotros.

– Enrique: Lo que tiene un valor puede tener un precio.

– Noble: No juzgo por mí mismo.

– Enrique: ¿Eso quiere decir que yo juzgo por mí, que soy un plebeyo?

– Enrique: Es el orgullo nuevo comprando los viejos.

Eugenia lee a su cuñada y amiga Guillermina una leyenda que es una metáfora de la situación en la que viven Enrique y ella.

– Guillermina: ¿Y tú quisiera ser esa reina de la leyenda cautiva del pirata?

Eugenia: Sí Guillermina, los tiempos de las leyendas pasaron, hoy la fuerza es el dinero. Enrique tiene la fuerza del suyo y quiere que yo me rinda ante él, pero rendirse a la fuerza del dinero es siempre humillación. Si yo cediera batiendo mi propio orgullo de raza, el primero que dejaría de creer en mí sería el propio Enrique.

Cuando Manolo roba el dinero de casa de Enrique es descubierto por el criado.

– Manolo: ¿Es un criado el que va a acusarme?

Enrique: Damián no es un criado, ha vivido en mi casa toda la vida.

– Manolo: ¿En tu casa? Una garantía la casa de tu padre, una caverna de ladrones y contrabandistas.

– Enrique: ¿Qué dices?

– Manolo: Así hicistéis todo el dinero.

– Enrique: Para que tú, lo robaras.-Y sigue diciendo Enrique que serán iguales cuando vea a un hombre de casta, de tan ilustre cuna, encarcelado.

La película presenta un espacio mundano de lujosos salones con desfile de modas. Los personajes bailan el fox, el vals y manejan dólares en efectivo.

Malvaloca V

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − ocho =