El desempleo sube en 7255 y la Seguridad Social experimenta un retroceso a la afiliación de 12773 personas. Unos datos malos pero menos que el año pasado,

En Cataluña se ha producido la mayor destrucción de empleo desde el año 2009. La cifra total de parados en España es de 3.474.281. Por su parte la Seguridad Social experimenta un retroceso en la afiliación de 12773 con lo que el total de cotizantes se sitúa en 18.417.756.

Por comunidades, ha aumentado en Baleares (12.586) y Cataluña (7.391), mientras baja en ocho (más en Madrid -8.191 y Andalucía -3.114).

Reacciones de los sindicatos

Para UGT, en palabras de su secretaria de Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera, los datos de paro del mes de noviembre, muestra un aumento de 7.255 personas, situando la cifra total de desempleados en 3.470.000.

Este dato supone un leve ascenso intermensual con respecto a octubre del 0,21% más de desempleados. UGT alerta de que a pesar del inicio de la campaña navideña, el desempleo no logra descender,  además el empleo que se está creando, es de una elevada precariedad, con gran temporalidad y parcialidad.

La mayoría involuntaria y salarios más bajos, solo el 5,5 de cada 100 de los contratos firmados en noviembre, fueron indefinido y a tiempo completo. No podemos pues, hablar de recuperación, ya que a pesar del crecimiento del PIB, crece aún la precariedad. Tenemos 3,47 millones de personas en paro, de las cuales sólo la mitad recibe protección por desempleo.

Por todo ello UGT exige al Gobierno un plan de choque por el empleo, que afronte un triple reto para los próximos años: inducir un crecimiento más equilibrado sostenible e integrador,  generar más y mejor empleo de calidad y con derechos, y elevar el bienestar y la calidad de vida de todos, aumentando salarios y corrigiendo la pobreza.

Para CCOO, son imprescindible cambios del modelo productivo para generar y consolidar empleo de calidad y con derechos, que ponga freno a la precariedad y la desigualdad. Asimismo, apuesta por potenciar la negociación colectiva y la mejora sostenida de los salarios, y por una reforma fiscal progresiva que permita recuperar la inversión productiva y aumentar los niveles de protección social, especialmente de las personas que padecen las consecuencias negativas de la crisis.

En definitiva, CCOO denuncia que el PIB y los beneficios empresariales ya han superado sus niveles previos a la crisis y los dividendos están en máximos, no así la inversión, el empleo ni las rentas salariales, por lo que la recuperación está siendo muy desigual, a costa de las trabajadoras y trabajadores. De ahí la necesidad de lograr un acuerdo de negociación colectiva que aumente los salarios.

Ampliaremos información.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =