La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valero ha anunciado que se va a poner en marcha un grupo de trabajo en el marco del diálogo social para abordar las bases de un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI, “porque consideramos que la reforma legal ha de ser profunda, integral y con carácter de permanencia capaz de adaptar nuestra legislación laboral a los nuevos retos de la economía y del trabajo”.

La titular de Trabajo ha hecho estas declaraciones en la clausura del Acto “Future of Work: A jobless future or golden age of job creation”, organizado por la Cámara de Comercio de EEUU en España.

Valerio ha señalado que “ese nuevo marco, en el que es pieza imprescindible el diálogo social, ha de articularse dentro del respeto al Derecho de la Unión Europea, así como, de acuerdo con las diversas Estrategias de la OIT”.

Por esta razón, uno de los primeros encuentros que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo en la Moncloa, fue precisamente con los agentes sociales y económicos para retomar el Diálogo Social que durante estos últimos años se ha debilitado. “Fruto de ese encuentro, se puso en marcha una Mesa de Diálogo Social formada por el departamento que dirijo y por representantes de los trabajadores y de los empresarios para la reforma del marco de relaciones laborales y negociación colectiva”.

Asimismo, ha insistido en que “para el Gobierno, la calidad en el empleo es un pilar esencial del Futuro del Trabajo y en el que o hay empleos dignos, o no habrá futuro del trabajo económicamente sostenible”.

En este sentido ha explicado que hoy día la contratación temporal y la contratación parcial son excesivas, así como la utilización de las contratas y subcontratas que se han utilizado en ocasiones para precarizar las condiciones de trabajo más que para aportar especialización y valor añadido.

Ante esta realidad de nuestro mercado de trabajo y junto a la colaboración de los representantes de los trabajadores y de los empresarios se ha puesto en marcha el Plan Director por un Trabajo Digno (2018-2020) con el objetivo de recuperar derechos laborales perdidos durante los años de la crisis y garantizar la competencia leal entre las empresas en el mercado de trabajo.

El Plan está dotado con 30 millones de euros durante su vigencia, lo que supone un incremento del 10% en los presupuestos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Que supone un importante refuerzo de recursos humanos.

Valerio, en su intervención, ha recordado el encuentro que mantuvo durante la reunión del G20 en Argentina con el secretario de Trabajo de EE. UU., Alexander Acosta, con quien puso en común aspectos como el valor de la educación y la importancia de la formación, concretamente la formación continua, para adaptarse a los retos del futuro del trabajo.

“Ambos coincidimos, ha dicho, en que, entre los retos del presente, se encuentra el desequilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado de trabajo y tenemos que hacer un mayor esfuerzo para que ambas corrientes se encuentren más eficazmente”.

 

Un debate global 

Ya en diciembre de 2015, el Director General de la OIT, Guy Rider, hizo un llamamiento a todos los estados miembros y a las organizaciones Internacionales para promover un debate global y profundo sobre el futuro del trabajo.

Desde entonces se vienen celebrando debates, conferencias y encuentros promovidos de manera transversal tanto por los Gobiernos como por los agentes sociales y económicos.

En España, ha recalcado Valerio, también queremos contribuir a definir el trabajo que queremos en el futuro. Queremos ser referencia por haber alcanzado un acuerdo de una amplia mayoría social y política que fortalezca a las empresas y también a sus trabajadores, que nos hagan más competitivos y también más responsables.

La ministra ha recordado también que “la igualdad de género debe ser otro de los pilares esenciales del Futuro del Trabajo”, y ha insistido en que subsisten brechas y diferencias entre mujeres y hombres en salarios, condiciones de trabajo, educación, formación, conciliación familiar, pensiones de jubilación y representación en puestos de responsabilidad. La Agenda 2030 de Naciones Unidas y el Objetivo 5º de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que pretende lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres, está sirviendo al Gobierno de España para definir sus políticas públicas en este ámbito.

A lo largo de su intervención Valerio ha resaltado que el Gobierno de España va adoptar una Agenda del Cambio para un crecimiento sostenible y justo. Se trata, ha explicado, de un conjunto de iniciativas de política económica, industrial para que la transición ecológica, mercado de trabajo, empleo, protección social en las que se integran de manera transversal la igualdad de género.

Magdalena Valerio ha puesto de manifiesto que “para cumplir estos compromisos es necesaria la cooperación no sólo institucional entre Gobiernos, sino también entre las propias empresas españolas y estadounidenses, en este caso, que existen en nuestro país”.

Finalmente, se ha mostrado optimista, y ha dicho que lo es “por naturaleza y por convicción” haciendo hincapié en su confianza en las personas. La titular de Trabajo ha concluido afirmando: “Creo en el talento, en el esfuerzo personal y en el trabajo honesto, así como en el reparto de compromisos para ganar como sociedad y para encontrar soluciones comunes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =