Nicolás Maduro quiere una constitución a su medida y no ha dudado en encargarla. Cualquier cosa antes de convocar elecciones tras la crisis que le tiene en jaque desde hace un mes donde tuvo que dar marcha atrás en su intención de dejar al Parlamento sin funciones.

Según informa Reuters, para el abogado constitucionalista Hermann Escarrá, quien participó como constituyente en la redacción de la constitución del 99, Maduro resolvió hacer ese llamado: “al darse cuenta que se están agotando todas las vías para el diálogo (con la oposición) y hay un intento de desbordar la violencia”, dijo la noche de este lunes entrevistado en el canal del Estado.

La nueva Carta Magna será ideada por 500 delegados y el régimen parece que tratará de controlar a la mayoría y todo lo que allí se apruebe. La mitad de los elegidos pertenecerán, según Maduro, a la estructura de Chaves ha favorecido con su política económica durante los 18 años de Gobierno. Un congreso de los Soviets radicalmente chavista, compuesto por los beneficiarios de los programas sociales (conocidos como misiones), los pensionados, los indígenas, la juventud que apoya a la denominada Revolución Bolivariana y otros grupos afines. “Será una constituyente ciudadana y chavista en la que no participarán las viejas estructuras de los partidos políticos”, detalló el mandatario. Los restantes 250 asambleístas serán elegidos por voto directo y secreto en las circunscripciones municipales.

Mientras se hacía ese anuncio en el centro de Caracas, al otro lado de la ciudad se manifestaban los sectores agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que pretendían llegar hasta las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo Nacional Electoral. La protesta fue salvajemente reprimida por la policía militarizada. Miguel Pizarro, de la formación Primero Justicia, denunció que, desde la base aérea militar de La Carlota, dispararon al aire y lanzaron bombas lacrimógenas contra los manifestantes. Al frente de las diferentes movilizaciones han estado dirigentes políticos. José Manuel Olivares, también de Primero Justicia, fue golpeado en la cabeza por una bomba lacrimógena. Además, otros 33 manifestantes resultaron heridos en la jornada de protestas y muchos otros quedaron entrampados en las estrechas calles de La Castellana (noreste de la ciudad) entre nubes de gases lacrimógenos. “¡No más dictadura!”, gritaba una multitud.

La sensación que ha quedado después del anuncio del presidente Maduro, hecho en medio de la celebración chavista del Día del Trabajador, es de una gran confusión que espera disiparse con el paso de los días. La oposición, sin embargo, preveía esta maniobra porque el domingo el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, denunció que el régimen pretendía convocar una “constituyente comunal” que no sería electa mediante el voto. “Esta decisión acentuaría el golpe de Estado dado por el Gobierno de Maduro a principios de abril”, explicó el domingo, en referencia a las dos sentencias del Supremo que usurparon las funciones legislativas del Parlamento.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Adolfo Pérez Esquivel Premio Nobel de la Paz Buenos Aires, 28 de abril de 2017

    Venezuela es blanco de agresiones del imperio norteamericano que no cede en su embestida con el objetivo de derrocar al gobierno electo democráticamente. Tarea para la cual cuenta con cómplices, internos y externos, entre ellos, el Presidente Macri de Argentina. La oposición venezolana se niega al diálogo con el gobierno. No han respetado las instancias propuestas por la UNASUR y facilitadas por el Papa Francisco, junto con varios ex presidentes a fin de llegar a acuerdos que garanticen la Paz social, y que ayuden a encontrar soluciones a las dificultades que vive el pueblo, que hoy sufre el desabastecimiento económico provocado por las grandes empresas.
    Los golpistas están montando una fuerte campaña internacional denigrando y acusando al gobierno venezolano de ser una “dictadura”, pero la realidad venezolana no es un hecho aislado en Latinoamérica. Hay crisis impuestas por los EEUU, que no quiere perder su influencia y control continental, y busca impedir la autodeterminación de los pueblos a través de golpes blandos que hagan retroceder en las conquistas sociales, culturales y políticas que tantos esfuerzos costó alcanzar. Ya pasó en Honduras, Haití, en Paraguay y en Brasil, los golpes blandos exitosos.
    Los medios de comunicación están al servicio de los grandes intereses económicos y políticos, buscan desacreditar al gobierno venezolano propagando noticias falsas para provocar el deterioro general. Pero el pueblo venezolano debe reclamar a todos sus representantes, del oficialismo y la oposición, que haya diálogo entre ellos y organizaciones sociales, iglesias, partidos políticos, sindicatos, movimientos estudiantiles, organizaciones empresariales, con el objetivo de encontrar alternativas superadoras de la violencia. Diálogo para no perder las conquistas sociales alcanzadas por la revolución bolivariana en las últimas décadas.
    No hay democracia perfecta, pero toda democracia es perfectible, es el gran desafío en nuestro continente. Si los pueblos participan y son protagonistas de sus propias vidas y constructores de su propia historia, va a encontrar su propio camino sin someterse al coloniaje de la gran potencia.
    Adolfo Pérez Esquivel Premio Nobel de la Paz Buenos Aires, 28 de abril de 2017

  2. Deberían revisar muy seriamente qué les pasa cuando informan sobre Venezuela. Llegan al extremo de confundir el nombre de su ex presidente. Escriben “Chaves”. Pero eso no es lo peor: “un congreso de los soviets radicalmente chavista”, “Nicolás Maduro quiere una constitución a su medida”, manifestaciones “salvajemente reprimidas por una policía militarizada”… En fin. Evidentemente desconocen la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Desconocen cómo actúan los grupos de manifestantes de oposición cargadas con bombas molotov, que levantan barricadas cortando árboles e intentan, por todos los medios, desviar su recorrido para ir a enfrentar a los manifestantes chavistas. No informan que en los últimos días de protestas han quemado y atacado numerosas instalaciones públicas, entre las que destacan la sede ejecutiva de la magistratura del TSJ, un hospital materno infantil que tuvo que ser desalojado, más de 50 comercios saqueados, sedes oficiales desde la superintendencia de precios justos hasta ambulatorios o centros integrales de salud, autobuses de servicio público con pasajeros dentro, casetas del metro de Caracas y una larga lista que ha dejado un saldo de más de 30 personas fallecidas, algunas atacadas por el mero hecho de residir en un conjunto de residencial construido por el gobierno, por intentar sortear una barricada levantada por opositores, o simplemente por encontrarse cercanos a una manifestación chavista atacada por los grupos de oposición. No informan de cómo y por qué murieron los jóvenes Jairo Ortiz, Bryan Principal, Carlos José Molero, Oliver Villa Camargo, Efrain Sierra Quintero, Paola Ramírez, Amelina Cariilo, o que el sargento de la Guradia Nacional Neumar José Sanclemente fue asesinado con un disparo de francotirador. ¿Admitiríamos que atentados contra las fuerzas de seguridad en Francia o España se nos narraran como represiones gubernamentales? ¿Admitiríamos que en las informaciones excluyeran el nombre de las víctimas y las circunstancias en las que les arrebataron la vida? ¿Acaso es diferente una quema de autobús en San Sebastián que en Caracas? ¿Acaso es diferente un policía tiroteado si es francés o venezolano? ¿De verdad destacaríamos que la Guardia Civil es un cuerpo militarizado en España tras sufrir un atentado con víctimas? ¿Es esa la noticia? Por cierto que la Guardia Nacional lleva siendo un cuerpo militarizado desde mucho antes de que llegaran Maduro o Chávez al poder.

    Siento una profunda vergüenza e indignación por la mala calidad de la información, fácilmente contrastable, llena de adjetivos que demuestran la ideología de quien escribe. No hace falta abrazar la causa del chavismo para informar con rigor de lo que sucede en Venezuela.

  3. Es normal que escriban estos supuestos periodistas de esta forma.Para ellos solo existe la democracia parlamentaria,ya saben ustedes,se vota cada cuatro años y siguen mandando los bancos,o en palabras de carlos marx, estos parlamentos solo son los consejos de administraciòn de las grandes corporaciones.¿alguien me lo discute?
    El caso de los radicales de la oposiciòn golpista en venezuela es muy claro de ver,los EEUU ya le estàn pidiendo la cabeza de Maduro,ya han soltado demasiados dolares y estàn hartos.
    Algo pasa en el imperio cuando ya van con todas a por venezuela¿Serà porque ya hay 10 paises que han abandonado el dolar como moneda de reserva?Veremos que dicen estos periodistas que nos estàn ocultando lo que en realidad pasa con la economia mundial,y sobre todo la americana,cuando llegue el dia que nos levantemos y no haya nada en los bancos……Entoces la culpa tambièn la tendrà Maduro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 16 =