Foto Agustín Millán

La campaña por la aprobación en el Senado de la ley de legalización del aborto en Argentina tendrá su réplica internacional a lo largo del día, cuando las capitales y ciudades de América, Europa, Oceanía y Asia sean algunos de los escenarios del “pañuelazo” en apoyo al proyecto de despenalización del aborto.

En Madrid cientos de mujeres han teñido de verde la fachada de la embajada de la Argentina.  en un reclamo para unirse a la inmensa lucha de sus mujeres. El grupo feminista TowandaRebels ha afirmado que “el aborto existe, con ley o sin ley. Lo que estamos discutiendo es en qué condiciones se practica y qué respuesta y salidas le ofrecemos como sociedad a las mujeres que se encuentran con un embarazo no deseado”.

No queremos una sociedad hipócrita en la que con dinero se consigue todo. Hipocresía es decir que una mujer que se queda embarazada sin desearlo es una irresponsable y se merece el castigo. Un bebé no debería ser nunca un castigo, sino un deseo”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Queremos enviar a los senadores y senadoras de Argentina el mensaje de que el mundo está mirando para ver si hacen lo correcto por las mujeres y ponen fin al grave sufrimiento causado por la penalización del aborto”, ha manifestado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Para Erika Guevara Rosas “las complicaciones derivadas del aborto inseguro están entre las principales causas de mortalidad materna en Argentina. Penalizar el aborto no evita su práctica, sólo lo convierte en inseguro y peligroso”, ha manifestado.

Los miembros del Senado de Argentina tienen la oportunidad de poner fin a una legislación que castiga a las mujeres por sus decisiones en materia reproductiva y las condena al sufrimiento. “Podría significar el principio de una sociedad más humana y compasiva que reconozca los derechos humanos de las embarazadas”, ha señalado.

En Argentina sólo es legal acceder al aborto si la vida o la salud de la embarazada corre peligro o si el embarazo se deriva de una violación. Pero en la práctica se niega este servicio de salud a muchas embarazadas, que se ven obligadas a buscar alternativas peligrosas. En los últimos 30 años ha sido la principal causa de muerte materna en el país.

En los últimos 60 años, más de 30 países han reformado su legislación para ampliar el acceso al aborto. Argentina podría engrosar la lista. El debate nacional en Argentina, además, representa una esperanza para el resto de América Latina, ya que sólo Cuba, Uruguay y Ciudad de México han despenalizado el aborto en todas las situaciones.

Madrid se ha sumado a Londres, Nueva York, París, BerlínBarcelona, Sídney, Lima, Asunción, Bogotá, Viena, Bruselas, las capitales de JapónCosta Rica, México, Uruguay y Chile, entre otras ciudades, al pañuelazo internacional, en las embajadas y sedes diplomáticas de Argentina en apoyo al aborto legal en ese país y unirse a la inmensa lucha de las mujeres de Argentina.

La iniciativa acompañará la vigilia que la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizará frente al Congreso horas antes y durante el debate que podría convertir en ley la interrupción voluntaria del embarazo, demandada desde hace décadas por organizaciones que defienden los derechos civiles y de equidad de género.

El Senado Argentino podría dar hoy respuesta a las demandas de los movimientos feministas que llevan más de once años reivindicando el aborto legal. Este Proyecto de Ley en el Congreso lleva más de seis rechazos. De los 72 senadores y senadoras, se necesita el sí de al menos dos tercios de la Cámara Alta. Hasta el momento continúan manifestándose como indecisos cinco parlamentarios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − quince =