Llegó diciembre y con este mes las ciudades españolas se llenan de luz y decorados de Navidad, Así, la Gran Vía de Madrid celebra ya la llegada de estas fiestas con el cierre del tráfico para los no residentes y con un carril adicional por sentido para los peatones, que además transitarán en una única dirección por las calles Preciados y Carmen si hay aglomeraciones. Todo para que la ciudad sea de los viandantes y no de los coches.

Desde las cinco de la tarde del viernes, los peatones han vuelto a ser los protagonistas de la zona centro de Madrid, donde se han hecho fotos junto al alumbrado navideño aprovechando la inusual imagen de la calzada casi desierta. A pesar de disponer de más espacio, las aceras convencionales han permanecido copadas porque algunos parecían no atreverse a caminar por los nuevos carriles peatonales, ya que todavía quedaban operarios de limpieza que ultimaban los detalles finales.

En el espacio habilitado para los peatones, el Ayuntamiento ha seguido la línea iniciada en el World Pride, cuando se instalaron nuevos luminosos en los semáforos, y ahora en el asfalto se pueden ver las siluetas de parejas formadas tanto por hombre y mujer, como por dos hombres y dos mujeres, o siluetas individuales. “Nos encanta venir a Madrid porque, con estos pequeños detalles, te sientes acogido y sabes que es una ciudad que intenta luchar por la igualdad desde las instituciones”, ha asegurado Marcos a Efe, quien ha acudido a la capital para “ser previsor” con las compras navideñas.

Los cambios para las Navidades en el tráfico de Madrid no están exentas de polémicas y de críticas contra la alcaldesa, Manuela Carmena, y su equipo. Sin embargo, es una tendencia que -como ocurriera en los temas pioneros de la mujer o de la peatonalización de las zonas céntricas de las grandes ciudades- que en breve se extenderá también a las capitales dirigidas por los populares. Cuestión de tiempo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Generalitat despide a 33 trabajadores de las embajadas catalanas
Artículo siguienteLa cárcel de Archidona trata a los extranjeros como si fueran presos

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =