La Comunidad de Madrid ha decidido adelantar los exámenes extraordinarios de septiembre a finales junio a partir del próximo curso escolar 2017/18. De manera que los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Formación Profesional (FP) con materias suspendidas en la evaluación continua.

Esta es, sin duda, la principal novedad del nuevo calendario escolar, aprobado por unanimidad en el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, y que supondrá un beneficio para los estudiantes de 2º de Bachillerato; los cuáles podrán cursar en las universidades el grado deseado sin tener que esperar a superar las asignaturas pendientes en las convocatorias de septiembre.

De esta manera, la modificación del calendario escolar contará para el mes de junio con dos semanas de actividades de recuperación para estudiantes con asignaturas suspensas, mientras que los alumnos aprobados invertirán las jornadas para ampliar y profundizar los contenidos estudiados durante el curso.

La medida, vinculada a la entrada en vigor del Plan Bolonia, será examinada por la Consejería de Educación durante los dos primeros años correspondientes a los cursos escolares 2017/18 y 2018/19, para cerciorarse que la misma funciona según lo esperado y resulta beneficiosa para el sistema educativo.

Durante el curso pasado, el 49% de los estudiantes de ESO y el 58% de Bachillerato de la Comunidad de Madrid con materias suspensas, no consiguieron aprobar ninguna asignatura durante los exámenes de septiembre. Lo mismo ocurrió en FP, donde el 67% de los estudiantes de Grado Medio y del 48% de Grado Superior tampoco superaron la convocatoria de septiembre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 12 =