El portavoz y secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, no tiene previsto dimitir después de conocerse que hace nueve años traspasara los límites de alcoholemia en un control de la Guardia Civil. Su decisión no tendría mayor recorrido de no ser porque fuera el propio Tudanca el que hace nueve meses exigiera la dimisión de la vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón, por unas circunstancias parecidas.

En declaraciones a Diario16, Tudanca se ha desmarcado de cualquier relación que pueda tener su caso con el de la que fuera vicepresidenta de la Junta, quien dimitió de su cargo por un incidente de tráfico en el que también superó los límites de la tasa de alcoholemia.

Para Tudanca, “hace diez años cometí un error y se me puso una multa, no soy yo quien marca las diferentes, son los jueces. Lo mío fue una infracción y lo de Rosa un delito”, afirma. Algo que, sin embargo, fuentes de la Guardia Civil, aseguran que no se ajusta a la realidad. Ambos fueron retenidos en un control de alcoholemia, ambos fueron denunciados y ambos tuvieron su coche retenido. Sin embargo, las normas y la propia mentalidad de la sociedad sí que ha cambiado en estos años.

Lo que realmente sorprende, tal y com ya ha publicado Diario16, es la dureza que mantuvo con la ya exvicepresidenta, cuando él había pasado por la misma situación.

Podemos no pedirá la dimisión de Tudanca, pero cree que tenía que haber sido más prudente y “atenuado sus críticas a Rosa Valdeón”

El líder de los socialistas de Castilla y León asegura que él fue más crítico y más duro con las circunstancias, dentro del PP de Castilla y León, que motivaron todo el asunto contra Rosa Valdeón, que contra el acto en sí de superar la tasa de alcoholemia. “Yo lo denuncié igual y pedí explicación a la subdelegación del Gobierno de Zamora y las filtraciones de la Guardia Civil en este caso”. Según su versión, “pero los medios no se hicieron eco igual de esas declaraciones que lo que dije de Valdeón”.

De hecho, Tudanca recuerda a Diario16, que este asunto sobre quién había filtrado la noticia del control de alcoholemia a la vicepresidenta y qué papel jugó la Subdelegación del Gobierno de Zamora “lo hicimos llegar al Congreso en forma de pregunta, pero ni el ministro nos contestó ni los medios se hicieron eco del asunto”.

Por su parte, Pablo Fernández, secretario general de Podemos en esta comunidad, entendió entonces y entiende ahora que “es un caso del ámbito privado, que está mal, pero que tampoco creo que sea de mayor recorrido y actualidad”. Por ello, no tiene previsto pedir la dimisión del líder socialista, igual que no lo hizo hace nueve meses con la vicepresidenta de la Junta.

El líder de la coalición morada en Castilla y León que, cuando ocurrieron los hechos contra Rosa Valdeón, no dudó en publicar un twitter reconociendo los valores de la vicepresidenta como persona y política, sí cree que Tudanca, sabiendo ya que él había pasado por una situación parecida, “podía haber sido más prudente y atenuado sus críticas”.

Fernández cree que lo ocurrido “nos debería servir para reflexionar y pensar que los políticos antes de alzar la voz deberían tener más sensatez y sentido común”, al mismo tiempo que reconoce que la conducta de un representante público debe de ser “ejemplar”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl PSOE abre la puerta a un Gobierno de izquierdas
Artículo siguienteRivera: “Con PSOE, Podemos y los separatistas no vamos a estar en un Gobierno Frankenstein”
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Hicieron algo parecido, pero no tiene nada q ver…jurídicamente a no ser q las normas restrictivas o coercitivas ahora sean retroactivas y no me haya enterado…

    Además nuestro estado de derecho, no castiga, rehabilita… igual dentro de 9 años la susodicha se ha rehabilitado de su problema moral o de alcoholismo o lo q sea y puede ser presidenta de una ccaa, pero a día de hoy no…

    No se q sería de tudanca hace 9 años, pero la expresidenta cuando cometió el delito tenía la máxima responsabilidad pública de la ccaa de castilla y león nada mas y nada menos

    amarillismo, demagogia, manipulación… no se, pero a mi no me parece igual desde luego…a no ser q pongamos en duda la irretroactividad de las faltas o delitos restrictivos y no creamos en el sistema penitenciario y judicial actual, q rehabilita, no castiga per omnia saecula seculorum

  2. y lo q no se puede es hacer un intento de blanqueo de conducir borracho, cada día vemos accidentes y muertos con conductores borrachos… hizo algo muy grave como para dimitir

    y tudanca lo hizo hace 9 años, no mientras era presidente de cyl, algo q ya prescribió…

    si acaso se le podrá pedir ahora su dimisión, pero nunca blanquear el cometer un delito… como si fuera algo normal, o algo q le puede pasar a cualquiera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + cinco =