El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha levantado el secreto del sumario del Caso Ausbanc. En una primera lectura aparecen pocas novedades a las que se hicieron públicas los días posteriores a la detención y encarcelamiento de los dirigentes de Manos Limpias, Miguel Bernard, y Ausbanc, Luis Pineda.

Este, declaró ante el juez, a propósito de las presuntas indicaciones que recibieron sus subordinados para desacreditar en sus publicaciones al BBVA que “no me extrañaría haber dicho (a mis empleados) al BBVA no le perdonéis ni una. He ido a una junta general del BBV y he estado rodeado de personas con pistolas para que no hablara. Personas que hacían así (gesto de levantarse la chaqueta) y enseñaban un 9 largo”.

El interrogatorio de Pineda es bastante farragoso según se desprende de lo transcrito en los seis tomos de que consta el sumario. En un momento determinado del mismo llega a alardear de “mantener buenas relaciones con el Gobierno y con muchos jueces”, Pero donde más incide es en “mis buenas relaciones con banqueros y con el Gobierno”. Cita en concreto a Ana Pastor “y al presidente que es amigo mío”.

En cuanto a sus relaciones con Braulio Medel, presidente de Unicaja, dice que el millón de euros no los recibió a cambio de que Manos Limpias, aliada de Ausbanc en el caso de los ERE, pidiera la desimputación de Braulio Medel sino por los gastos de un proceso llevado a cabo contra Unicaja por las preferentes ante la Audiencia de León, pleito ganado por Ausbanc. Pineda argumenta que, al no tener oficina en esa jurisdicción los gastos se incrementaron, además de los costes por desplazamientos de abogados, y ruedas de prensa. El fiscal le contestó. “¿Y un millón por todo eso?

Pineda y Bernard también se refirieron al Caso Noos y a la desimputación de doña Cristina. Pero aquí el más concreto fue el secretario general de Manos Limpias quien contó que se había reunido en una ocasión con Isidro Fainé, presidente de Caixa Bank. Que ambos coincidieron en que había que llegar a un acuerdo “por el bien de España”, y que nunca le pidió dinero. Fainé le remitió a un abogado de la entidad, José María Más, con quien mantuvo mas reuniones. “No me pidieron nada ni yo les pedí nada”. “Lo único que yo pretendía, y se lo dije a Fainé, es que, si se llega a esa desimputación, que reconozca la culpabilidad, que abone los perjuicios causados y sobre esa base puede haber una justificación ante la opinión pública”, matizó Miguel Bernard, ante Juez y Fiscal.

El secretario general de Manos Limpias asegura, incluso, que “se llegó a elaborar un borrador de desistimiento de la acusación”. Pero, en ese momento, según su versión, “entró en escena Miguel Roca quien, según Bernard, estaba intrigando a espaldas de Fainé para tratar de que quitaron la acusación a cambio de dinero”.

Lo que sí se desprende del interrogatorio de Bernard es que, después de lo sucedido, éste niega tener una “buena relación” con Pineda. “En alguna ocasión me habían dejado dinero para presentar los avales que se exigen en las querellas criminales”. Y nada más.

El sumario se basa, esencialmente, en las intervenciones de las conversaciones telefónicas ordenadas por el juez, que había llevado a cabo la UDEF y que sirve de base para sustentar todo el proceso que empezó, según se dice en el preámbulo, “con una denuncia anónima”. ¿De quién parte esa denuncia? Eso sí sigue siendo “secreto de sumario”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 2 =