Las cuentas nómina son uno de los instrumentos preferidos de los bancos para captar nuevos clientes. Gracias a las ventajas llamativas con las que se suelen promocionar y a la ausencia de comisiones, muchos se sienten atraídos por este producto. Como la mayoría de los bancos no cobran a sus clientes por ese producto, deben buscar formas alternativas para rentabilizarlo. Una de las fórmulas que utilizan es la vinculación, es decir, exigir al cliente contratar otros productos gestionados por la propia entidad.

Mientras que la segunda vinculación más popular, la domiciliación de recibos, no tiene ningún coste, desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com apuntan que las cuentas nómina con vinculaciones gratuitas solo representan el 38 % del total.

Cuidado con las vinculaciones con coste

Otra de las vinculaciones más populares es la contratación de tarjetas asociadas, ya sean de crédito o de débito, en concreto, un 57 %. En la mayoría de los casos, la contratación de una tarjeta no debería preocuparnos, ya que suele ser gratuita. No obstante, cada vez hay más bancos que exigen abonar una cuota de mantenimiento.

Pero la contratación de tarjetas asociadas no debería ser la vinculación que más preocupase al usuario. El estudio del comparador advierte que hasta un 34 % de las cuentas nómina exigen adquirir otros productos (de ahorro, inversión, seguros, préstamos…). En caso de dar con alguna de estas cuentas, debemos ser conscientes de que contratar cualquiera de estos supone una vinculación mucho mayor. Además, en muy pocas ocasiones nos podremos librar de las comisiones.

¿Cómo elijo la cuenta que más me conviene?

Antes de elegir una cuenta nómina u otra debemos preguntarnos cuál es el grado de vinculación que queremos tener con el banco. En caso de no quererse “casar” con la entidad, deberíamos buscar entre el 38 % de la oferta que no exige contratar productos adicionales o, como mucho, entre las que exigen una tarjeta, analizando siempre las condiciones de esta.

Por último, es recomendable aceptar otras vinculaciones cuando realmente se necesiten. En caso de que solo busquemos una cuenta, pero para acceder a ella tengamos que contratar otros productos, correríamos el riesgo de quedarnos con algo que realmente no nos interesaba o no necesitábamos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =