Los vascos no quieren un conflicto con el Estado español como el de los catalanes. Respaldan la labor mucho más prudente y colaboradora de su lehendakari en este conflicto y, tras el fin de ETA, creen que es mejor disfrutar de estos tiempos de paz.

Aún así, el 59% de los vascos es partidario de que se convoque una consulta o referéndum sobre el marco de relación entre Euskadi y España, aunque el 76% considera poco o nada probable que en los próximos años se produzca un acuerdo entre los gobiernos central y vasco para poder convocarlo.

Estas percepciones se recogen en el Sociómetro vasco correspondiente al mes de diciembre elaborado por el Servicio de Prospección Sociológica de la Presidencia vasca con entrevistas realizadas los últimos días de octubre.

Con respecto al 59% de los vascos que apoyan un referéndum en el País Vasco, un 28% estaría de acuerdo con la consulta si se produjera tras un acuerdo para ello con el Gobierno español mientras que un 31% la realizaría en cualquier caso, ya sea tras un pacto o unilateralmente.

Por su parte, un 24% se opondría al referéndum y un 17% no contesta. Si tras un acuerdo con el Gobierno Español se convocara ese referéndum, un 33% de la población votaría a favor de la independencia, otros tantos votarían en contra, un 12% se abstendría y un 22% no sabe o no contesta qué haría.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Ayuntamiento Madrid supera nuevo examen con Hacienda
Artículo siguienteUna web revende ilegalmente entradas para Pearl Jam

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 4 =