El número de personas ahogadas en medios acuáticos ha aumentado un 15% con respecto al mismo período de 2016. Entre las causas, la falta de socorristas. En algunos consistorios ni siquiera se puede asumir el coste de contratación de estos trabajadores, ya que se trata de Ayuntamientos con pocos recursos. Con estos datos en la mano, el Grupo Socialista exige al gobierno un Plan Nacional para evitar las muertes por ahogamiento.

En lo que llevamos de verano 305 personas se han ahogado en diferentes medios acuáticos, lo que supone la mitad de los fallecidos en accidentes de tráfico. Por ello, Miguel Ángel Heredia, diputado socialista, ha registrado una proposición no de Ley en el Congreso en la que insta al Gobierno, en coordinación con el resto de Administraciones con competencias, a elaborar una estrategia contra estos accidentes en el plazo de 6 meses. Dicho plan debe permitir financiar equipos, formación y planes de empleo en materia de salvamento y socorrismo.

Dentro de este plan se deberían establecer los mínimos de formación para socorristas así como las sanciones a aplicar cuando los bañistas cometan imprudencias, quienes en muchas ocasiones acceden a zonas peligrosas, tienen actitudes temerarias o incluso se sumergen ebrios en piscinas y playas.

Recordemos que España recibe muchos visitantes al año y en verano hay una mudanza generalizada a las costas donde las familias pasan las vacaciones. Este incremento drástico en las muertes debe tener su repercusión en una mayor concienciación por parte de las administraciones y así ponerle freno ya sea con la contratación de socorristas, con el incremento de las multas o con otras acciones pertinentes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − Ocho =